Edición Impresa
Sábado 10 de Octubre de 2015

Cuentos, poesías y ensayos en un concurso literario para estudiantes

“La esencia del concurso literario son los adolescentes, sus producciones y su anhelo de escribir, de participar”. Son las palabras que elige el profesor Sebastián Sacco para definir el IV Concurso Literario Intercolegial dirigido a los tres secundarios que dependen de la Universidad Nacional de Rosario (UNR): Superior de Comercio, Politécnico y la Agrotécnica de Casilda.

“La esencia del concurso literario son los adolescentes, sus producciones y su anhelo de escribir, de participar”. Son las palabras que elige el profesor Sebastián Sacco para definir el IV Concurso Literario Intercolegial dirigido a los tres secundarios que dependen de la Universidad Nacional de Rosario (UNR): Superior de Comercio, Politécnico y la Agrotécnica de Casilda. El certamen invita a los alumnos de todos los cursos a escribir cuentos, poesías o ensayos. Aseguran que año a año crece el interés por participar.
  La ceremonia de premiación se realizó el 1º de octubre pasado, en el Espacio Cultural Universitario (ECU), hasta donde llegaron los estudiantes distinguidos, docentes, directivos y familiares. En esta cuarta edición, resultaron premiados: Lucas Schreginger (1º año) con el primer premio de la subcategoría de 1º a 3º años y por su trabajo titulado “Un viaje inesperado”. A su vez en la subcategoría de los alumnos de 4º y 5º años, Emilia Pérez (5º año)recibió el primer premio por su cuento “Péndulo”; David Lantcron (5º año) y su trabajo “El viaje”, el segundo; y el tercer premio fue para Lorenzo Formaggini (4º año) por su cuento “Sobre los dioses y las palabras de Jesús”. También hubo una mención para César Campilongo (3º año) y su texto “Emancipado”. Todos son alumnos del Superior de Comercio.

Más premios. El primer premio en poesía fue para Clara Quiroga (2º año), del Politécnico, por su poema “Nunca”. La categoría ensayo distinguió con el primer premio a Laura Prarizzi (5º año), de la Escuela Superior de Comercio, quien escribió sobre “Memoria y olvido”. También hubo una mención especial para María Emilia Ruiz, de la Agrotécnica.
  Estos concursos literarios comenzaron en 2012, impulsados por el departamento de lengua y literatura del Superior. Primero fue interno y luego aceptó el desafío de sumar a los demás colegios secundarios de la universidad pública. Una de las intenciones iniciales fue la de crear un espacio artístico, de expresión a través de la escritura pero también de impulsar la oportunidad de estrechar vínculos entre las escuelas de la UNR. La iniciativa fue aceptada con agrado por las demás instituciones, y desde entonces cada año una diferente asume el compromiso de la organización.
  Este año fue el turno de la escuela de Balcarce al 1200. La coordinación estuvo a cargo de los profesores María Rosario González, Sebastián Sacco y Ana Bugiolacchio. Sumó la colaboración y el aporte del centro de estudiantes, de la biblioteca de la escuela, de los demás departamentos y de las autoridades.
   En charla con La Capital, el profesor Sacco manifiesta su satisfacción por la participación de los alumnos. Asegura que cada año crece más. Habla de los temas que convocan a los estudiantes a escribir, donde prevalecen el amor, la relación con el otro, algunos de actualidad como aquellos vinculados a la violencia de género y hasta el descubrimiento de la propia identidad. En su opinión, lo más valioso que muestran los escritos es “la voz de los chicos” expresándose. Una razón por la cual no limitan las producciones a un tema en particular. “Privilegiamos la libertad creativa”, dice sobre cómo eligen encarar este certamen.

Jurado. Un dato para destacar es el del jurado que este año estuvo integrado por prestigiosos escritores: Angélica Gorodischer, Eduardo D’Anna y Silvina Pessino.
  Además de resaltar que una de las metas de este concurso es que “los chicos de las distintas escuela se reúnan para participar, con un espíritu muy fraternal”, el profesor Sacco valora cómo se integran las familias a la idea. Algo que se comprueba en cada premiación: “Lo primero que me llama la atención es la emoción de los abuelos, de los padres, el orgullo con que asisten”. Agrega que algo parecido ocurre con los estudiantes que participan, quienes se sienten felices de ser leídos, que sus trabajos se difundan.
    Actualmente, el Superior de Comercio prepara una compilación de los trabajos ganadores para ser compartidos on line. Los cuentos, poesías y ensayos estarán disponibles en el sitio www.www.esupcom.unr.edu.ar

Para seguir leyendo

“Memoria y olvido, dos palabras que juntas tienen significados directamente opuestos, pero que individualmente, frente a determinadas situaciones, toman papeles fundamentales, donde se debaten y refieren mutuamente. Estos dos términos, o lo que ellos connotan, pueden ocupar un rol principal en el escenario de la cultura, más precisamente en la interacción de imaginarios en la propia sociedad. Memoria y olvido son dos palabras que forman parte de nuestra existencia y nuestra forma de pensar...” , del ensayo de Laura Prarizzi “Memoria y olvido”.
  “El tiempo es un artificio que fingimos controlar y acomodar a nuestro antojo. Pero de vez en cuando nos pega fuerte y nos recuerda que él tiene las riendas de todo, y que estamos íntegramente subordinados a su azar. Esas tres horas abrumadoras que me tocaron vivir me harán respetar al tiempo por siempre...”, del cuento de Emilia Pérez “Péndulo”.
  “(...)La señorita Gaia renunciaba al honor de formar parte de tan ilustre comité porque estaba cansada de que esta o aquella especie se le fuese de las manos. Por quinta vez desde que se había embarcado en la empresa de crear seres en ese cacho de tierra flotante, una de sus invenciones ponía en peligro su trabajo. Y para castigar tal pecado, la Asamblea siempre decidía reiniciar el universo, lo cual implicaba la muerte de trillones de las creaciones de Gaia. Obviamente, repartir muerte en tales proporciones no era algo que agradase a la encargada de la vida...”, del cuento de Lorenzo Formaggini “Sobre los dioses y las palabras de Jesús”.
 

Comentarios