Fidel Castro
Lunes 28 de Noviembre de 2016

Cuba inicia hoy una semana de ceremonias fúnebres por Fidel

Las cenizas del ex presidente serán exhibidas en La Habana. Luego harán una larga marcha de 900 km por todo el país

Cuba, en duelo desde el viernes a la noche por la muerte de Fidel Castro,comienza hoy con una serie de ceremonias oficiales y una procesión por toda la isla, la larga despedida de los restos del líder fallecido. Los funerales del "Comandante" se extenderán hasta el domingo próximo, cuando sus cenizas serán inhumadas en Santiago de Cuba, cuna del alzamiento que lo llevó al poder en 1959. El traslado de los restos de La Habana a Santiago, distante a unos 900 km, llevará cuatro días y apunta a convertirse en una movilización de millones de cubanos.

La prensa ha eliminado la tinta de colores de sus ediciones y se mantienen en riguroso blanco y negro, en lugar del rojo de "Granma" o el azul de "Juventud Rebelde". El cuerpo de Castro fue incinerado el sábado, siguiendo su expreso deseo. Desde hoy y mañana, las cenizas serán expuestas en el Memorial José Martí de la Plaza de la Revolución de La Habana. Después, las cenizas comenzarán un recorrido durante cuatro días por 13 provincias, de las 15 que tiene Cuba, hasta Santiago de Cuba, considerada la ciudad cuna de la revolución. El recorrido por carretera realizará la ruta inversa de la "Caravana de la Libertad" que llevó a Fidel Castro desde Santiago de Cuba hasta La Habana en 1959, cuando venció a la dictadura de Fulgencio Batista.

El arribo a Santiago de Cuba, previsto para el sábado 3 un acto en la Plaza Antonio Maceo. El sepelio se realizará el domingo 4 de diciembre en el Cementerio de Santa Ifigenia de la mismLa jornada de ayer fue tranquila en toda la isla, sin ninguna manifestación oficial prevista. La primera ceremonia fúnebre será hoy en la emblemática Plaza de la Revolución de La Habana, cuyo acceso comenzó a ser controlado por la policía desde el sábado. El sábado, cientos de estudiantes realizaron una vigilia nocturna en la Universidad de La Habana. Sobre las escalinatas en las que el líder de la Revolución ofreció uno de sus últimos discursos para las masas, en 2010, había un retrato de Fidel flanqueado por velas encendidas.

El duelo nacional obligatorio llevó a anular toda reunión o espectáculo. Los partidos de béisbol, una pasión nacional, fueron suspendidos y se prohibió la venta de alcohol. Los restaurantes trabajan en un horario más corto que el habitual. Los medios nacionales, todos controlados por el régimen, pasaron el día mostrando reportajes, documentales y debates en honor al "compañero Fidel".

Durante los nueve días que regirá el duelo "cesarán las actividades y espectáculos públicos" y las banderas ondearán a media asta en los edificios públicos. El concierto que tenía previsto el tenor español Plácido Domingo el sábado en La Habana fue suspendido y las discotecas y salas de fiesta permanecen cerradas. En cambio no se ha declarado "ley seca" y las bebidas alcohólicas se venden con normalidad en las tiendas y se sirven en bares y restaurantes. Pero sobre este punto había versiones opuestas y algunos medios afirmaron que de hecho había ley seca.

La radio y la televisión cubana emiten programas especiales destacando la figura de Fidel Castro y mantienen una "programación informativa, patriótica e histórica", según acordó la comisión organizadora de los funerales.

En la ciudad de Santiago de Cuba, los restos de Castro descansarán en el Cementerio de Santa Ifigenia, inaugurado en 1868. Es Monumento Nacional desde 1979 y en descansan los restos de líderes de la lucha por la independencia contra España, como Antonio Maceo y Carlos Manuel de Céspedes.

Pero sobre todo el cementerio destaca por el mausoleo al máximo héroe de Cuba, José Martí. Allí descansan sus cenizas sobre un puñado de tierra de cada país de América.

De 2006 a hoy. La muerte de Fidel fue anunciada el viernes a la noche por su hermano y presidente, Raúl Castro, pero sin dar a conocer las causas. De hecho, desde que enfermó gravemente en 2006 nunca se dio un diagnóstico preciso, salvo una referencia a una "hemorragia intestinal". No hubo entonces ni después partes médicos periódicos, como es habitual en las democracias en casos similares. Desde hace un año y medio, había vuelto a recibir a dignatarios extranjeros.

A la sombra de su hermano, Raúl Castro puso en marcha un lento proceso de reformas para evitar la quiebra de Cuba. Entre otras varias medidas, autorizó emprendimientos privados e inversión extranjera, dando marcha atrás con las prohibiciones que a partir de 2003 había hecho Fidel, acompañada de una ola de represión que llenó las cárceles de disidentes. A partir de 1990, cuando colapsó la Unión Soviética, Cuba se vio obligada a abrir su economía a la inversión privada extranjera, en especial la europea. Pero apenas pudo encontrar sustituto en la Venezuela petrolera de Hugo Chávez, Fidel volvió a cerrar esa puerta a las peligrosas reformas de mercado. Se cerraron incluso los "paladares", los precarios restaurantes permitidos en casas de familia. Con Raúl, volvieron a abrir sus puertas, así como otros comercios. Ahora, la muerte de Fidel "probablemente acelerará las reformas económicas", estimó Jorge Duany, director de un instituto de investigación sobre Cuba de la Universidad Internacional de Florida.

Comentarios