Policiales
Viernes 05 de Agosto de 2016

Cuatro imputados de integrar una banda que cometía robos en autos y viviendas

Los apresaron el martes en una serie de operativos hechos por la PDI. La Fiscalía les endilgó cuatro hechos y el martes será el turno de las defensas

Una conversación entre delincuentes, captada en tiempo real mientras cometían un robo en una vivienda de Rodríguez al 3200, fue una de las principales pruebas para imputar ayer en una audiencia oral a dos hombres como integrantes de una banda dedicada a cometer escruches y entraderas en la ciudad y que fue desarticulada por la Policía de Investigaciones (PDI) el martes pasado. Otro dos cómplices del grupo fueron acusados en el mismo trámite por la fiscal Gisella Paolicelli, quien les endilgó ser parte de una asociación destinada al robo en vehículos, escruches y entraderas y les atribuyó cuatro hechos.

"Aguantame ahí, ya entré al comedor", le dice "Diente" a "Pescadito" en la conversación captada mientras llevaban adelante el robo en calle Rodríguez al 3200. "Dale, dale que pasó la gorra (Comando Radioeléctrico) dos veces. Pará un toque. Doy una vuelta porque pasó la gorra", le contesta Pescadito. "Voy a salir por la cortada", le responde Diente entonces. Quienes hablaban fueron identificados como Iván Carlos "Pescadito" M., de 32 años; y Gastón Nicolás "Diente" C., de 31 años. Junto a ellos también fueron acusados Rodrigo "Ro-Ro" R., de 21 años; y Jonathan Ezequiel "Piñon" F., de 28.

Tras la acusasión, los defensores Marcos Cella y Leopoldo Monteil le pidieron a la jueza Mónica Lamperti un cuarto intermedio a raíz de que el caso "es complejo" y no pudieron evaluar las evidencias presentadas por la Fiscalía. El requerimiento fue aceptado por la magistrada y por lo tanto no se resolvió la medida cautelar que se aplicará a los detenidos.

Detrás de un auto. Paolicelli explicó que la investigación se inició en mayo a partir del robo a una vivienda de Catamarca al 3100. Los damnificados del hecho describieron que uno de los autos utilizados por los ladrones era un Renault Stepway dominio VJS 442, patente que no se corresponde con el modelo del vehículo. Los pesquisas también accedieron a los perfiles de Facebook de los sospechosos y observaron publicaciones en las que "hacían alarde" de sus conductas delictivas. "Somos los más buscados por la PDI", escribieron.

También lograron intervenir los celulares de los sospechosos y en los diálogos telefónicos sugerían que los robos en vehículos, mediante inhibidores de alarmas, debían hacerlo en centros comerciales porque los dueños "iban a tardar más tiempo recorriendo locales". Precisamente, uno de los atracos fue concretado en el estacionamiento del shopping Alto Rosario, en Junín al 500.

A las 18 del 3 de julio pasado, Piñón, Pescadito y Ro-Ro acudieron a ese centro comercial en el Renault Stepway y en un Fiat Siena. Allí "abrieron" una camioneta Toyota Hilux y se apoderaron de la documentación del vehículo, una mochila, la llave del departamento de la víctima, una notebook, un mouse, una valija y un par de botas. Los acusados tenían la intención de asaltar la propiedad de la damnificada, y eso quedó reflejado en las escuchas a los imputados.

Filmaciones. La otra evidencia que exhibió la fiscal fue el registro fílmico de las cámaras de seguridad del shopping. "En las imágenes se ven los dos autos utilizados para cometer el robo y el rostro de uno de los acusados conduciendo uno de los vehículos", comentó la fiscalo, quien les atribuyó a Jonathan F., Iván M. y Rodrigo R. los delitos de robo doblemente agravado por el uso de llave falsa y por cometerse en poblado y en banda.

A su vez, Iván M. y Gastón C. fueron acusados de robar el 21 de junio pasado la documentación de un Peugeot 208 estacionado en Zeballos al 600, propiedad de Maximiliano G. También recogieron la llave de la vivienda del dueño del vehículo y fueron a su casa den Rodríguez al 3200. Una vez adentro se toparon con un adolescente de 15 años al que le dieron un golpe en la cabeza con un destornillador y lo maniataron. Los acusados se llevaron 1.600 dólares, 27 mil pesos, dos computadoras portátiles, dos tablets, alhajas y cámaras fotográficas.

Por este hecho Iván M. y Gastón C. fueron imputados de robo agravado por ser cometido en poblado y en banda, robo calificado por el uso de arma impropia (el destornillador) y privación ilegítima de la libertad. En el caso fue imputado un adolescente en el juzgado de Menores Nº 1. El atraco también fue escuchado en tiempo real por los investigadores.

"En las escuchas Diente le cuenta a Piñón que Pescadito «está reloco». Robamos a un 208 en el centro. Despues fuimos a una casa que está cerca del country de Provincial. Al guachito lo apreté con esa cosa (el destornillador), pero (Pescadito) me hizo volar porque pasaba el Comando". Los ladrones robaron, entre otros objetos, diez gorras de origen estadounidenses.

Otro golpe. La fiscal le atribuyó a Iván M. y a Gastón C. de haber destrozado, el 8 de mayo, la ventanilla de un Peugeot 308 en Santiago al 1200. De allí sacaron una aspiradora y la llave del domicilio de la víctima y fueron a una casa de Catamarca al 3100 de donde robaron un televisor LCD de 40 pulgadas, una notebook, 500 euros, 5 mil pesos, anillos, tablets y cámaras fotográficas. "La huida fue presenciada por el dueño de la casa cuando llegaba", explicó la fiscal, que acusó a los hombres por robo y robo agravado por uso de llave sustraída.

A su vez, a Iván M. y a Rodrigo R. les atribuyó el hurto ocurrido el 6 de julio pasado en una Toyota Hilux estacionada en Juan Manuel de Rosas al 1400. "Sacaron la llave de la camioneta inhibiendo la alarma, pero no pudieron entrar a la casa porque justo llegó el dueño".

Comentarios