Newell's
Martes 06 de Septiembre de 2016

Cuatro homicidios violentos y tres ataques a balazos a un dirigente, en los últimos tres meses en la vida de Newell`s

El presidente del club del parque, Eduardo Bermúdez, llevó tranquilidad a los hinchas de Newell's para que vayan a la cancha, pese a la escalada de violencia en el enfrentamiento entre los barras leprosos.

En los últimos dos meses, cuatro homicidios violentos tuvieron como víctimas a trs hombres vinculados con la barra de Newell's y una mujer que se sospecha que cayó en una sangrienta venganza por uno de los crímenes.
La escalada de violencia se inició el pasado 7 de junio, a las 16.25, cuando fue ultimado a balazos Matías Hérnán Franchetti, quien era conocido en el mundo del hampa como el "Cuatrerito", en la entrada del estadio de Newell's.
Embed

El jueves 23 de junio Nora Graciela Oroño, de 54 años, salió a atender la puerta de su casa y fue baleada por dos hombres en moto. Recibió un tiro en la cabeza y otros seis en el cuerpo. Murió en el acto. Era pariente política del "Cuatrerito".
Ese mismo día, a las 22, Jonathan Alexis Rosales, de 25 años, fue ejecutado de seis tiros por un hombre que le disparó desde un auto en movimiento y huyó, sin mediar palabras. La víctima tenía relación con la barra rojinegra y la venta de droga.
El lunes 27 de junio Maximiliano La Rocca, de 25 años, fue baleado cuando salía de una farmacia en Pellegrini al 5300 Le dispararon desde un auto en movimiento. Un rato antes, el "Cabezón Maxi", como lo llamaban en la barra, había estado en el Coloso.
En medio de este baño de sangre que tuvo como víctimas a tres hombres y una mujer relacionados con la hinchada rojinegra, se celebraron las elecciones, el 19 de junio, que ganó la lista encabezada por Eduardo Bermúdez y que tenía como secretario a Claudio "Tiki" Martínez.
Tras los asesinatos, los partidos que se celebraron en el Coloso del Parque estuvieron signados por la violencia, corridas, peleas y un clima tenso dominó las tribunas. Tanto es así que se suspendió el banderazo previo al segundo clásico por la Copa Santa Fe.
El jueves 4 de agosto, en la previa del partido de Newell's ante Deportivo Morón, un nuevo cimbronazo sacudió al mundo leproso: el edificio donde vive "Tiki" Martínez fue blanco de siete disparos efectuados por desconocidos en moto.
Frente a la casa del dirigente rojinegro, por orden del secretario de Seguridad, Maximiliano Pullaro, se dispuso una custodia policial que el 10 de agosto fue amenazada por dos sujetos que, a bordo de una motocicleta, les lanzaron una advertencia: se iban o atacarían el móvil.
Y cumplieron la amenaza. El pasado 4 de septiembre desde una moto y con una ametralladora automática, el edificio donde vive Martínez recibió 30 impactos de bala. Dos hombres fueron detenidos por el atentado y hoy se les dispuso la prisión preventiva.

Comentarios