Escenario
Domingo 10 de Julio de 2016

Cuatro chicas duras son las "Cazafantasmas", un clásico de los 80

La película, que se estrena el jueves, llega precedida de la duda de los fans más radicales que cuestionaron su elenco femenino.

El estreno de "Cazafantasmas", anunciado para el jueves próximo, movilizó a una generación alrededor del mundo. Aquella comedia paranormal sobre un grupo de especialistas que se dedicaba a capturar ectoplasmas regresa treinta años después con un elenco renovado, solo que esta vez las intrépidas cazadoras son mujeres. Kristen Wiig, Leslie Jones, Melissa McCarthy y Kate McKinnon asumieron el reto de revivir la franquicia convocadas por el director Paul Feig, un especialista en dirigir elencos femeninos.

   Pero no fueron tan fáciles las cosas para Feig aunque haya elegido a algunas de las referentes de la comedia en la actualidad. La película tuvo que soportar numerosas críticas desde el momento en que fue anunciada, la mayoría de las cuales iban dirigidas a la elección de un grupo de mujeres en lugar del reparto original. Tanto el director como los productores siempre defendieron a sus protagonistas, pero Feig explicó por qué se decantó por hacer un relanzamiento en lugar de continuar la saga original estrenada en 1984 y 1989.

   "Leí el guión y pensé que era muy bueno y estaba escrito por guionistas que realmente me gustan. Ethan Cohen, un hombre increíblemente talentoso, trabajaba en ello también. La base de la secuela, en todos los guiones que leí, es que se formaba un nuevo grupo. El viejo equipo había sido olvidado. Luego, el antiguo equipo aparecía, les daba el material y los entrenaba. Pero sentía que había pasado demasiado tiempo desde «Los cazafantasmas 2». Había un gran vacío", explicó Feig en una entrevista con Den Of Geek.

   La nueva versión con protagonistas exclusivamente femeninas desató una reacción insólita en internet y puso en foco nuevamente el problema de la discriminación en Hollywood.

  El primer avance del filme recibió en YouTube 900 mil "no me gusta", aún antes de haberse estrenado. El disparate llegó al extremo de que al director y su elenco inclusive les llegaron amenazas de muerte y comentarios misóginos en las redes sociales.

   "Esta basura fue hecha para complacer a las feminazis", escribió un usuario de Twitter, en uno de los típicos comentarios de la andanada de reprobación contra las personas relacionadas con la película.

   Feig, quien se hizo famoso dirigiendo a estrellas de cine femeninas en éxitos como "Damas en guerra", "Chicas armadas y peligrosas" o "Una espía despistada", es el responsable de haber contratado a un elenco femenino que en algunos casos ya había trabajado en sus filmes. "Me lanzaron los peores insultos misóginos jamás vistos durante los últimos dos años", relató el director en una conferencia de productores en la sede de Sony Pictures en California.

   El blog Woman and Hollywood registró una reacción similar después de que los productores de la última entrega de "Star Wars" seleccionaran a sus protagonistas femeninas, tras seis filmes consecutivos con hombres en los principales papeles.

    La discusión llegó inclusive a ámbitos académicos. La reacción demuestra lo arraigado que está la idea de que películas de gran presupuesto son un "mundo de hombres", estimó Martha Lauzen, del Centro de Estudios de Mujeres en la Televisión y el Cine de la Universidad del Estado en San Diego.

   "Tradicionalmente, han tenido hombres como protagonistas y han sido hechas por hombres, pensando en un público de hombres jóvenes", explicó. "Además, la mayoría de los críticos que evalúan estas películas han sido hombres", añadió.

   "Hacer una versión nueva de una de estas películas con un reparto mayoritariamente femenino viola el sentimiento de que este espacio público les pertenece", interpretó. Según un estudio anual que dirige Lauzen, solo el 9 por ciento de los directores y 11 por ciento de los guionistas que trabajaron en las 250 películas estadounidenses que más dinero recaudaron en 2015 eran mujeres.

Feig lo hizo. Atreverse a hacer una remake de una de las películas más míticas de los años 80 no sólo le trajo críticas, sino que además fue una responsabilidad. Así lo manifestó Feig en una entrevista con RTVE.es en la presentación de la película en el marco del Cine Europe 2016 de Barcelona. Como fan de "Cazafantasmas" de 1984, protagonizada por Bill Murray, Dan Aykroyd, Harold Ramis y Ernie Hudson, sintió una mayor "responsabilidad" a la hora de dirigir esta nueva versión.

   "Escribimos el guión y entramos en el proyecto con tanto amor y tanta veneración por esto, que tratamos de resolver cómo mantener esa veneración y tomar las cosas que tanto nos gustan y que al público le encantan; mantenerlas y luego ponerlas en un nuevo contexto, en una nueva historia y mostrar de dónde vienen", explicó el director que contó con el apoyo como productor de Ivan Reitman, director y productor de las dos primeras películas de la saga.

   Sobre las críticas, explicó que el humor no reconoce géneros. que ha tenido que soportar las críticas de los fans más acérrimos prácticamente desde que se anunció que iba a dirigir un remake de "Cazafantasmas" protagonizado por mujeres.

   En opinión del director la primera película funcionó porque sus cuatro protagonistas eran "la gente más divertida que trabajaba en aquella época", así que sólo pensó en cómo poder conseguir el "mismo resultado" con la gente "más graciosa". "Yo trabajo con mujeres divertidas, así que era muy fácil traerlas. Yo pienso que la gente graciosa es simplemente gente graciosa y capaces de aportar una verdadera personalidad al personaje, y eso lo tienen independientemente de que sean hombres o mujeres", afirmo Feig.

   Feig metió en el proyecto a su actriz fetiche, Melissa McCarthy ("Una espía despistada", "Chicas armadas y peligrosas"), que da vida a Abby Yates, una apasionada de lo paranormal, y a Kristen Wiig -que encarna a la física Erin Gilbert-, con la que también trabajó en "Damas en guerra", y sumó al grupo a Katie McKinnon -la ingeniera freak Jilian Holtzmann- y Leslie Jones -Patty Tolan, trabajadora del metro y experta en historia neoyorquina, dos estrellas emergentes del programa "Saturday Night Live", como lo fueron antes sus compañeras. Curiosamente, Bill Murray y Dan Aykroyd también salieron en su día del famoso late show norteamericano.

   Al elenco femenino le acompaña Chris Hemsworth ("Thor", "Blancanieves y la leyenda del cazador") que deja a un lado su faceta de superhéroe para revelarse como un cómico en su papel de Kevin, el despistado telefonista de las cazafantasmas. "Sabía que era divertido, pero no esperaba que lo fuese tanto", reconoció Feig, que permitió al actor australiano mantener su acento original para hacerlo sentir "más cómodo y cercano" a sí mismo de modo que sacó "toda esa enorme comedia que llevaba dentro".


Comentarios