Edición Impresa
Sábado 03 de Diciembre de 2011

Cuatro de cada 10 alumnos de ingeniería egresan a tiempo

Cuatro de cada diez estudiantes de ingeniería se gradúa a tiempo y cumple con los cinco años que establece el plan de estudio de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Al resto le lleva entre 7 y 8 años terminar la carrera. El dato de la UNR muestra avances respecto de años anteriores.

Cuatro de cada diez estudiantes de ingeniería se gradúa a tiempo y cumple con los cinco años que establece el plan de estudio de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Al resto le lleva entre 7 y 8 años terminar la carrera. El dato es uno más de los que abre el debate sobre cómo alcanzar la meta de que haya un ingeniero cada 4 mil habitantes, demandada por la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. El director de la Escuela de Formación Básica de Ingeniería, Rubén Morelli, analiza las variables clave que inciden en el logro de este desafío.

El dato de que se gradúan cuatro de cada diez estudiantes que ingresan a alguna de las ingenierías que se dictan en la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la UNR no sorprende a Rubén Morelli. Asegura que si bien "hay que trabajar aún más para mejorar" los niveles de egreso, las estadísticas indican que "en 2008 sólo se recibían 200 ingenieros por año".

"En tanto que el análisis de lo ocurrido entre fines de 2009/2010 con los egresos muestra que termina el 40 por ciento haciendo la carrera en los 5 años" que indica el plan. Al resto del alumnado le lleva "entre 7 y 8 años finalizarla". Esto por el desgranamiento propio que se produce en los estudios universitarios y porque muchos empiezan a trabajar antes de graduarse, entre otras razones.

Sobre el ingreso.¿Y qué pasa con el ingreso? "No hay un crecimiento exponencial en el ingreso a las ingenierías, pero sí un número estable", dice Morelli rodeado de gráficos, informes y apuntes que apoyan sus afirmaciones.

Para dar una idea de esta estabilidad repasa que en 2010 comenzaron alguna de las seis ingenierías que se dictan en la UNR 785 jóvenes, y este año 755, "lo cual da cierta paridad en el ingreso".

Pero, ¿cómo llegar a la meta de que el país cuente con un ingeniero cada 4 mil habitantes? "Nada se consigue de un día para otro. Hay que mirar lo que pasó con la formación de los ingenieros en los últimos años, con miras a una proyección de futuro. Sería artificial si no querer cambiar la cantidad de egresados de aquí al 2012", dice Morelli, que tiene a su cargo la Escuela de Formación Básica de Ingeniería (UNR), y hace 25 años que es docente en esta facultad. Es arquitecto y como tal rescata que convivan en la formación distintas profesiones ligadas a la ciencia y la técnica.

El valor de las técnicas.Enseguida se remite a las políticas ejecutadas en la Argentina en la década del 90, que explican "por qué hoy el país que se está desarrollando no cuenta con los recursos humanos, tecnológicos y de ingenierías suficientes como para satisfacer esa demanda".

Según repasa, contribuyó a ese deterioro la discriminación que sufrió la escuela técnica en tiempos de la ley federal de educación, que "significó también discriminar los recursos humanos necesarios".

"El abandono de esto llevó a un deterioro, y el desprestigio de los valores de la educación técnica impactó sobre los jóvenes, sobre las carreras universitarias, sobre todo en un modelo de país que privilegiaba el tener, el ganar, al hacer, al saber, producir y reflexionar", advierte el educador.

En su visión, la crisis de 2001 fue clave para que la situación empezara a cambiar: "Felizmente hoy tenemos una formación en el área de la ingeniería, donde hay políticas concretas a través de planes e inversiones de equipamientos que es innegable. Estamos mejor preparados para invertir en los ingenieros que el país necesita".

Es entonces cuando repasa los números de los ingresos y egresos a las carreras de ingeniería que se dictan en la UNR, junto con las acciones que inciden para que haya cada vez más jóvenes que se interesen, cursen y se reciban en esta formación. En esta facultad de la UNR se dictan las ingenierías civil, eléctrica, electrónica, industrial y mecánica, además de las carreras de agrimensura, las licenciaturas en ciencias de la computación, física, matemática y el profesorado en matemática.

Papel de las tutorías.Uno de los apoyos para sostener los estudios son las tutorías, un sistema "que se fomenta desde la Secretaria de Políticas Universitarias de la Nación" para acompañar el ingreso y el primer año de cursado que "es donde se produce la mayor deserción de estudiantes".

Además, las materias básicas de primer año se dictan en cuatrimestres, "y si a un alumno no le fue bien en el primero puede repetir la misma asignatura en el segundo, y así hasta aprobarla".

La existencia de las tutorías y el apoyo a las materias básicas tienen su relación también con otra variable que es decisiva para definirse por las ingenierías y que es la preparación con la que los alumnos salen del secundario.

Secundario. "La formación de la escuela secundaria es crucial para nosotros. Si tuviéramos una secundaria fortalecida, una escuela técnica como lo fue en otros tiempos, sería mucho más fácil avanzar", expresa Morelli.

Según explica, "el nivel de responsabilidad social que tiene un ingeniero implica que tiene que tener una buena formación". Al respecto, recuerda que como cualquier profesión "siempre hay un cimiento desde donde se levanta la formación básica", y en el caso de las ingenierías esa preparación se apoya en las disciplinas de matemática, física, química, sistemas de representación gráfica, informática y estadística.Pero para no amedrentar a los que dudan en anotarse en estas carreras, Morelli resalta el papel que desarrolla el Area de Ingreso de esta facultad, donde se trabaja con los jóvenes en cursos de nivelación y ambientación a lo que es la vida universitaria.

Para el director de la Escuela de Formación Básica de Ingeniería, el modelo educativo "debe estar acompañado por políticas económicas estables, sinceras y coordinadas".

Economía."La facultad es un referente a nivel nacional y está muy bien posicionada en la región, con sus carreras acreditadas, con valiosos recursos humanos, y estamos preparados para seguir creciendo, por ejemplo con el edificio que se está construyendo (en la Siberia) con fondos de la Nación para atender el crecimiento de la matrícula, pero también necesitamos un sinceramiento de las políticas nacionales en el sentido de que no tengamos una crisis financiera o que realmente sea sólida la economía del país", concluye el profesor Morelli. 1396862068

Comentarios