Emergencia hídrica
Sábado 12 de Noviembre de 2016

Cuantiosas pérdidas materiales y productivas por el temporal en la región

Arruinó sembradíos enteros y en las zonas urbanas hubo destrozos en edificios. Paradoja: el paro docente evitó alguna tragedia.

A un día de la tormenta de lluvia, viento y granizo que afectó a distintos departamentos de la provincia, comenzaron a verse las cosecuencias. Extensas zonas perdieron completamente la producción de trigo, girasol, maíz y hortalizas, mientras que varias edificaciones de distintas localidades fueron destruidas. En algunos lugares, como Humboldt, reconocen que la granizada fue "histórica".

El panorama se repitió en otras provincias, como Entre Ríos, Santiago del Estero, zonas de Córdoba, Salta y Tucumán, aunque con distintas características y horarios, y dejaron dos víctimas fatales (ver notas relacionadas).

La tormenta que invadió Santa Fe entró desde Córdoba a la provincia por Zenón Pereyra, hizo un recorrido que abarcó las localidades de Eustodia, Clucellas, Angélica, luego se fue a Pilar, Nuevo Torino, Humboldt, cruzó por detrás de Santo Domingo y terminó en la costa. Cubrió una franja promedio de 4 por 180 kilómetros.

En la franja por donde pasó, y en la que impactó, lo hizo con violencia y dañó casi todo de un modo u otro. Es zonas urbanas hubo muchas casas a las que les entró agua por los techos e incluso se cayeron los cielorrasos.

Cuadro "muy serio". Desde el Ministerio de la Producción, su titular, Luis Contigiani, evaluó como "muy serio el cuadro", en tanto el subsecretario, Pedro Morini, quien ayer recorría la zona afectada en helicóptero, le dijo a este diario que "los daños han sido tremendos en las zonas rurales donde pegó de lleno la tormenta. En los campos en los que se esperaba ayer y hoy estar cosechando el trigo no quedó nada".

Lo que más sorprendió al funcionario fue que a más 24 horas de que pasó la tormenta aún había hielo acumulado en las ciudades y campos afectados por la granizada "lo que da la pauta de su cantidad pero también de la intensidad, porque cayó en muy poco tiempo".

Paradójicamente, el paro docente del jueves en Santa Fe impidió que la fortísima tormenta de granizo con ráfagas que alcanzaron casi los 100 kilómetros por hora generaran una posible tragedia: el techo del patio de la escuela Patricias Argentinas de Pilar —departamento Las Colonias, donde más fuerte fue el fenómeno— se derrumbó por el peso del hielo que alcanzó entre 20 y 30 centímetros según las zonas de esta localidad de 6 mil habitantes. El techo del patio de la escuela tenía una superficie de 35 por 12 metros y era una estructura de chapa que cayó no por los vientos, sino por el peso del hielo. Fue a las 16.45, hora en que los chicos debían haber salido de clases y estarían formando para retirarse.

El meteoro, que en la ciudad de Santa Fe hizo significó que precipitaran casi 30 milímetros en menos de 10 minutos, anegando calles y convirtiendo en un caos la vida de los transeúntes y conductores, hizo caer el segundo piso de una vivienda ubicada en el centro, a media cuadra de la peatonal.

En la zona costera también se sintió, siendo Santa Rosa de Calchines la más afectada con las mismas características que se registraron en la zona: mucho granizo, lluvia muy intensa y vientos fuertes. Y en Helvecia se registró "la peor tormenta en años", según afirmaron sus autoridades.

Pero en Humboldt y Pilar, los registros, según pobladores y autoridades, fueron históricos no sólo por la cantidad —una capa de 20 a 30 centímetros de hielo cubrió todo hasta donde alcanzara la vista— sino por su tamaño: el promedio de las piedras se mantuvo entre los de una pelota de golf y los de una de tennis.

Producción. La producción agrícola se perdió, el trigo que estaba para ser cosechado en breve quedó destruido. La zona no se había logrado aún recuperar de la emergencia hídrica de los primeros meses del año, a lo se sumó el daño que produjo ahora la rápida pero de una violencia inusitada tormenta del jueves. El trigo, girasol y maíz se perdieron en una superficie de 5 mil hectáreas en Humboldt. Y en Pilar, se considera que la pérdida de trigo fue total.

Si bien han aparecido terneros muertos en los campos a raíz de los golpes de las piedras, en general el ganado no ha tenido mayores bajas. Como las vacas se ponen con su parte trasera hacia el lugar desde el que viene el viento, o la lluvia o el granizo, hay muchas que han sufrido golpes de las piedras en las ubres, por lo que se espera que en las próximas horas se vean afectadas por mastitis. Los cortes del ganad en su cuero, algunos de evidente profundidad, también son indicios de la fuerza conque precipitó el granizo.

Contigiani confirmó que la magnitud de los daños en los cultivos en los departamentos del oeste y dio a conocer una evaluación preliminar del Inta, segùn el cual en el departamento Garay, la localidad más afectada, Santa Rosa de Calchines, 80 productores denuncian pérdidas totales de sus cultivos de zanahoriass en las 250 hectáreas que quedaban por cosechar, unas 300 de choclos y el zapallito en las 55 hectáreas por levantar.

Comentarios