Edición Impresa
Sábado 25 de Septiembre de 2010

Cuando los libros buscan lectores

La Biblioteca Cachilo recibió el año pasado el Primer Premio al Mejor Programa de Incentivo a la Lectura en el Concurso Graciela Cabal, realizado por Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip). Ruth Kaufman era uno de los cinco jurados que la mocionó. "Muy bien ganado el premio", dijo en su visita. "Hace rato que tenía ganas de conocer la Cachilo".

"El año pasado que leímos varias postulaciones de Bibliotecas de todo el país, esta se destacaba, no hay duda. Muchas bibliotecas les cuesta salir a buscar al lector y la gente se queja de que los chicos no leen o no les interesa leer. Pero no todos tienen las herramientas y las ganas de salir a buscar al lector, como hace la Cachilo con los bolsilleros", confesó la escritora uruguaya.

Más premios

Las actividades de la Cachilo se destacan también por sumar distintos puntos de lectura en el barrio. A veces las veredas y frentes de las casas de los vecino ofician de espacios para leer y hacer talleres. Los chicos acceden allí a una buena cantidad y selección de textos de la literatura infantil, simplemente para disfrutar de las historias. La iniciativa es sencilla y efectiva a la vez.

Además del reconocimiento de la Conabip, por este mismo tipo de iniciativas, la biblioteca de zona oeste, también fue distinguida con el premio internacional de los "maravilladores", que otorga la Cátedra Iberoamericana de Narración Oral. La Biblioteca Cachilo es parte del Centro Cultural Aire Libre, que funciona en Virasoro 5606 (esquina Teniente Agneta).



Comentarios