Edición Impresa
Sábado 05 de Marzo de 2016

Cuando las paredes transpiran arte

El Street Art es un modo de expresión artística en las calles mediante el uso de diversas técnicas (stencils, posters, pegatinas, murales, graffitis) que embellece diversos rincones de la ciudad.

El Street Art es un modo de expresión artística en las calles mediante el uso de diversas técnicas (stencils, posters, pegatinas, murales, graffitis) que embellece diversos rincones de la ciudad. La vía pública es el lugar de pertenencia donde los artistas —como una especie de grito desesperado— dejan la huella de este arte vivo, efervescente, efímero y accesible. Su origen se remonta a las inscripciones que han quedado en paredes desde los tiempos del Imperio Romano, especialmente las que son de carácter crítico. Se trata de mirar la ciudad con otros ojos, de poder apreciar y decodificar cuando las paredes hablan por medio del arte urbano.

Uno de los exponentes del Street Art en Rosario es “Calavera Don”t Chilla”, una pareja de artistas de la ciudad con fuertes influencias del rock. Sus diseños están inspirados en la vieja escuela del tatuaje, con calaveras, chicas de calendario y elementos de la cultura mexicana.

Muchos son los espacios que sirven de lienzo para que los artistas callejeros plasmen sus pinturas. En este sentido, los transeúntes pueden percibir esta expresión cultural en las paredes de plazas, en casas deshabitadas, bares, centros culturales y en diversos lugares donde los artistas son llamados para intervenir la fachada. Uno de esos espacios es el Pasaje Pam, una pequeña y antigua galería de Rosario (inaugurada a fines del siglo XIX). La misma —inmersa entre una suerte de jungla de cemento— está ubicada en Peatonal Córdoba 954 y es uno de los tesoros arquitectónicos de Rosario por sus estilos eclécticos y academicistas.

Es así que por medio de distintas tipografías, líneas y trazos de diversas intensidades, fusión de colores y formas, los artistas callejeros resignifican el paisaje urbano. Se trata de erguir el mentón; de poder extraerse, aunque sea por un momento, de la vorágine del sistema para poder contemplar el entorno.

 

Comentarios