Ovación
Domingo 10 de Julio de 2016

Cuando Jockey saboreaba el triunfo, apareció Duendes y lo dejó sin nada

En un duelo sumamente equilibrado, Duendes mostró estirpe ganadora y se llevó un emotivo clásico ante Jockey por 29-21.

En un duelo sumamente equilibrado, Duendes mostró estirpe ganadora y se llevó un emotivo clásico ante Jockey por 29-21, en el encuentro destacado de la 8ª fecha del Regional del Litoral 70 Aniversario del Club Logaritmo Rugby, certamen en el que está en juego también la copa 120 años del Banco Municipal de Rosario.

A diferencia de otros clásicos el de ayer no definía nada, por lo que lo más importante para ambos pasaba por testear no sólo a su rival sino las propias fuerzas. En ese sentido los ochenta minutos fueron un verdadero termómetro de lo que pueden dar y también de lo que deben corregir de cara a la segunda fase del torneo y fundamentalmente para la ronda final, donde seguramente ambos tendrán su lugar.

Un triunfo le habría dado a Jockey Club un poco más de confianza en todo lo que viene haciendo y si bien no lo consiguió ratificó que está transitando el camino correcto. Acarició la victoria, estuvo a centímetros de conseguirla, pero el temple y el oportunismo del Fantasma le arrebataron el sueño.

Fue un partido intenso y duro, y lo mejor del ganador se vio en los primeros veinte minutos del encuentro. Durante el primer parcial Duendes fue el dueño de la pelota, pero particularmente en ese lapso, tuvo un dominio pronunciado gracias al buen trabajo de la pareja de medios que en forma criteriosa distribuyó el juego. Así dejó sin respuestas a un Jockey, que gracias a la puntería de Juan Albertengo se mantuvo en partido. Levrino, Roqués y Rodríguez Vidal marcaron sendos tries, mientras que Mateo Escalante aportó dos conversiones y un penal.

En el complemento la cosa fue distinta. Jockey se hizo de la pelota y con ella complicó a Duendes. Un try penal y un try de Manavella emparejaron el tanteador (22-21) abriendo un interrogante de lo que podía pasar en el final.

Jockey no se conformó y fue por todo, ante un Duendes que defendió el resultado con mucha paciencia. El verdiblanco se la jugó pero no contó con el oportunismo del dueño de casa. Cuando saboreaba una nueva conquista Levrino apareció como un fantasma, interceptó un pase en sus 22, encontró a toda la defensa verdiblanca a contrapierna y se fue derechito al try, decretando así la victoria del verdinegro que aún sigue invicto.

Comentarios