Edición Impresa
Jueves 04 de Febrero de 2016

Cruje el PJ y se abre el debate de fondo sobre su rol a futuro

Obligado por los tiempos políticos, y también jurídicos, el partido de Perón y Evita estableció cursar su congreso partidario el 24 de febrero y luego elegir nuevas autoridades el 8 de mayo.

Obligado por los tiempos políticos, y también jurídicos, el partido de Perón y Evita estableció cursar su congreso partidario el 24 de febrero y luego elegir nuevas autoridades el 8 de mayo. Varias tensiones de distintas intensidades se irán potenciando en las próximas semanas hasta que la turbulencia sedimente y se clarifique la puja de fondo: si el partido continúa parándose en el centro de gravedad de un movimiento nacional, popular y de centroizquierda, con Cristina Kirchner como referencia política principal, o si gira hacia posiciones del centro ideológico, más cercano a los vientos que comenzaron a soplar con la irrupción de Mauricio Macri.
  Mantener convicciones, facilitar la gobernabilidad, o un poco de cada cosa. Por ahí pasará parte de la discusión. En Diputados, la fracción que ayer se abrió del bloque, orientada por el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y con la presencia rutilante de Diego Bossio, optó claramente por la segunda opción.
  “En el peronismo siempre hubo matices,  lo importante es mantener la unidad. Somos todos compañeros, la ruptura es funcional a Macri”, simplificó el titular del bloque del FpV en Diputados, Héctor Recalde, quien horas antes había sufrido un desgajamiento de 12 de miembros de su bloque (reducido de 95 a 83 integrantes).
  En el encuentro en la sede central del PJ comenzó a circular la palabra. Pero fue sólo el inicio de lo que vendrá. Por caso,
Fernando Chino Navarro (Movimiento Evita) pidió “no estigmatizar” a los compañeros que toman otro camino. Para no cerrar puestas hacia un futuro que se presenta incierto. El santafesino y diputado por el Parlasur Agustín Rossi alertó sobre el rumbo adoptado por Macri y, en especial, sobre los despidos masivos en el Estado nacional, que empiezan a tener su correlato en la actividad privada.
  Omar Perotti, por su parte, explicó a La Capital: “No es tan relevante el alejamiento de doce diputados de nuestro bloque. Son compañeros que harán su experiencia, pero el tiempo irá acomodando las cosas en su lugar”.
  También la senadora nacional (por Santa Fe) María de los Angeles Sacnun señaló que “el peronismo no bajará ninguna de sus convicciones políticas”. Y agregó: “Nuestra tarea no es obstruir la gobernabilidad ni tampoco convertirnos en la vanguardia de la sociedad, que seguramente necesitará procesar este momento político, ver las consecuencias de las políticas que se están aplicando y sacar sus propias conclusiones”.
  Todos los diputados del FpV de Santa Fe permanecerán dentro del partido que los llevó a la Cámara baja. No habrá un desprendimiento hacia el nuevo bloque.
  Pero el debate de fondo recién comienza. El logro más significativo que consiguió Cambiemos es garantizar el quórum para poner en marcha las sesiones.
  El bloque del FpV se contrajo a 83 miembros, y con sus aliados históricos arrimaría unos cien integrantes. Continuará siendo la primera minoría de la Cámara baja.

Comentarios