Economía
Viernes 17 de Junio de 2016

Cruce de reproches entre constructores y De Vido

El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Juan Chediack, aseguró que la ex presidenta Cristina Kirchner, el otrora ministro de Planificación Julio de Vido y el ex secretario José López, quien el martes pasado fue detenido in fraganti al pretender esconder millones de dólares no declarados, estaban al tanto de las maniobras de corrupción en la obra pública. Sin embargo, anoche y a través de la red social Twitter, De Vido desestimó la acusación y le endilgó al empresario un "oportunismo bajo y despreciable".

El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Juan Chediack, aseguró que la ex presidenta Cristina Kirchner, el otrora ministro de Planificación Julio de Vido y el ex secretario José López, quien el martes pasado fue detenido in fraganti al pretender esconder millones de dólares no declarados, estaban al tanto de las maniobras de corrupción en la obra pública. Sin embargo, anoche y a través de la red social Twitter, De Vido desestimó la acusación y le endilgó al empresario un "oportunismo bajo y despreciable".

El constructor reveló que la asociación empresaria les transmitió a las autoridades del gobierno kirchnerista la preocupación del sector por el hecho de que la empresa Austral Construcciones SA, del detenido Lázaro Báez, "no hacía las obras y cobraba por adelantado".

"Cristina, De Vido y López sabían perfectamente que había empresas que cobraban antes que otras", indicó Chediack sobre el sistema de privilegios que había en torno a la obra pública.

Acerca de si efectivamente Cristina sabía del sistema de corrupción porque la cámara empresaria se lo había manifestado en otras oportunidades, el constructor respondió que eso era "correcto".

Horas después, a través de su cuenta de Twitter, De Vido replicó: "Cuando las denuncias se hacen en los programas periodísticos y no en la Justicia, o en sede administrativa, como corresponde, son extemporáneas e improcedentes, además de simples operaciones mediáticas".

"Desmiento taxativamente que Chediack me hubiera transmitido en forma personal, o a la (entonces) presidenta, cualquier inquietud relacionada con privilegios en favor alguna empresa", prosiguió el ex funcionario.

Asimismo, De Vido arremetió contra Chediack porque "no tuvo reparos en participar de la licitación para las represas Kirchner-Cepernic en una UTE junto a Báez, Calcaterra, Synohidro y Esuco, por casi 5 mil millones de dólares".

Por último, recordó que al 10 de diciembre de 2015, día del recambio presidencial, "no había ningún reclamo en sede administrativa de lo que ahora (Chediack) denuncia mediáticamente con un oportunismo bajo y despreciable".

Comentarios