Corrupción
Domingo 03 de Julio de 2016

Cristina planteó que "se haga una auditoría de la obra pública" y rechazó denuncias de corrupción

La expresidenta expresó que las cifras que le adjudican son "irrisorias" y agregó que el ajuste del gobierno nacional fue "brutal". Dijo que la clase política "se mira el ombligo".

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner sostuvo hoy que existe una "transferencia de ingresos a los sectores más concentrados de la economía" y agregó que "el ajuste ha sido brutal", al tiempo que remarcó "faltan ideas" en la oposición y que ve "a la clase política argentina mirándose el ombligo".
En ese sentido, en declaraciones a C5N, indicó: "Creo que están faltando ideas que puedan persuadir a la sociedad y al gobierno que el rumbo no es acertado". "Está faltando una idea para plantear una alternativa", reflexionó.
Al respecto, dijo que "la oposición tiene que cumplir un rol en el Parlamento, esto no significa obstruir como hicieron con nosotros". Remarcó, además, que no pensó que "el deterioro (social) iba a ser tan rápido, realmente es una pena". "Nosotros entregamos un país capitalizado, con Aerolíneas Argentinas, YPF, Aguas Argentinas, y desendeudado", enfatizó.
Remarcó también que planteará "que se haga una auditoría de la obra pública para dejar establecido si hubo o no sobreprecios" a la hora de la ejecutarla. "Se debe hacer una auditoria para dejar establecido qué pasó y saber si hubo sobreprecios en la obra publica. Voy a proponerle al juez de la causa (Claudio Bonadio) que se haga una auditoría", indicó la exjefa de Estado en declaraciones a la señal de cable C5N.
En ese sentido, Cristina Kirchner remarcó que el planteo que ella quiere hacer es porque "urge a la transparencia" que se puede comprobar o no mediante una auditoría.
"La casa del exsecretario de Obras Públicas (José López) tenía ese dinero y pertenecía a una empresa. Por eso es necesario", señaló, al tiempo que planteó: "Cómo va a tomar el gobierno una auditoría si los contratistas son amigos de ellos?".
Dijo también que "dejamos un país con sindicatos que podían arreglar paritarias por encima de la inflación". "Creer que los doce años fueron una fantasía es muy difícil", aseveró y añadió que "lo que se está haciendo va en una dirección que no está favoreciendo a las mayorías".
"¿Alguien puede pensar que en un monto de obra pública multimillonario se van a hacer maniobras de corrupción a través del alquiler de uno, dos o tres inmuebles? Son cifras irrisorias", argumentó.
Cristina dijo que "vamos hacia un mundo complicado, veo a una clase política argentina mirándose el ombligo sin hablar de lo que pasa en el mundo". La exmandataria dijo que en la región "hay un modelo de intervención por el hecho de haber abierto nuestra economía a otras latitudes como China, cuando esta región había sido considerada como un reservorio", y en ese sentido mencionó la situación de Brasil y Bolivia.

Comentarios