Cristina Fernández
Jueves 23 de Junio de 2016

Cristina Fernández denunció en las redes un ataque contra la casa de los padres de Néstor Kirchner

"Violencia de época" tituló la exmandataria en una extensa nota en las redes sociales en la que habla de "ataques permanentes, persecución y el hostigamiento" y describe que "rompieron y abrieron a patadas" la puerta.

Al igual que lo hizo desde que dejó el poder el 10 de diciembre del año anterior, Cristina Fernández de Kirchner reapareció en las redes sociales para denunciar que el sábado pasado la casa de los padres de Néstor Kirchner sufrió un ataque en la vivienda de 25 de mayo 446, en Río Gallegos. "Rompieron y abrieron a patadas la puerta de entrada", disparó la expresidenta de la Nación.
Y enseguida agregó: "No es cualquier lugar. Es la casa de los padres de quien fuera mi compañero, en la que también viví junto a él y mi hijo recién nacido, hasta que pudimos mudarnos. Allí también paso parte de su infancia junto a la abuela, su único nieto varón".
La ex presidente no duda en asociar el hecho con un ataque premeditado hacia su persona: "Debo decir que, cuando vi la foto, me pareció un hecho absolutamente violento e intimidatorio, que refleja claramente un clima de época".
"La lógica más elemental indica que alguien que se dedica al delito abriendo puertas para ingresar a domicilios ajenos, lo hace sin necesidad de romperlas a patadas, y menos aún cuando esa puerta está expuesta en una calle como 25 de mayo, transitada y de gran visibilidad, teniendo además, la vivienda, puertas laterales mucho más frágiles y de mejor acceso. Es más, esa metodología -la de abrir las puertas a patadas- nos remite a épocas pasadas. Las dos marcas sobre la pintura blanca traen, además, el sello inconfundible de los borceguíes. La confirmación de que no se habían llevado nada despeja cualquier duda", concluyó Cristina, para quien esto reafirma que se trata de un momento de "ataques permanentes, persecución y hostigamiento".
Respecto de quiénes podrían ser los responsables de lo sucedido, la expresidenta deslizó que podrían haber sido seis oficiales de la Policía Metropolitana que fueron identificados "en el puesto de control de ingreso a Río Gallegos".
Argumentó que en un primer momento no se dieron a conocer como oficiales y dijeron que iban de paseo. Pero luego, según describe, "al haber hallado una pistola Glock calibre 9mm., contaron que iban a dicha ciudad con el fin de llevar a cabo diligencias procesales de allanamientos".
"No sé si hicieron algún allanamiento. Lo que estoy segura, es que no vinieron de paseo", sentenció la ex mandataria en una extensa carta.
También aprovechó la ocasión para denunciar que desde el Gobierno hay "fueros mediáticos y judiciales" que "sumados a servicios o fuerzas paraestatales de inteligencia" son "una combinación antidemocrática que tiene como inevitable resultado una Democracia de nula intensidad, como nunca se vio desde 1983".
También hace referencia al dolar futuro y al procesamiento de los ex jefes de Gabinete por el Fútbol para Todos.
Embed


Comentarios