Edición Impresa
Sábado 08 de Septiembre de 2012

Crecen los sistemas educativos, pero igual persiste la exclusión

Unos 22 millones de niños y adolescentes de América latina y el Caribe o no van a la escuela o lo hacen con retraso

En América Latina y el Caribe hay aproximadamente 117 millones de niños, niñas y adolescentes en edad de asistir a la educación inicial, primaria y secundaria básica. Sin embargo, 6 millones y medio de ellos no asisten a la escuela y 15 millones 600 mil concurren a ella arrastrando fracasos y señales de desigualdad expresadas en dos o más años de rezago escolar. El dato se desprende del reciente informe "Completar la escuela. Un derecho para crecer, un deber para compartir" presentado esta semana por Unicef y Unesco.

El trabajo indica que si bien en las recientes décadas, los sistemas educativos de América latina y el Caribe se han ampliado para recibir a una enorme mayoría de niños, niñas y adolescentes, y que también se han lanzado diversas iniciativas en la región cuya finalidad última es mejorar la calidad y la equidad en la educación para hacer frente a la pobreza y a la desigualdad y, de esta forma, favorecer la inclusión social, sin embargo, todavía quedan muchos bolsones de exclusión, actuales o potenciales: niños y niñas que ingresan tarde al sistema educativo, que fracasan reiteradamente, que no encuentran experiencias pedagógicas que les permitan desarrollar sus capacidades y que viven situaciones de discriminación.

El informe destaca que los niños, niñas y adolescentes indígenas, afrodescendientes, con discapacidades o que viven en zonas rurales están en mayor riesgo de exclusión o rezago escolar. Los datos analizados demuestran que, en algunos países, la asistencia de la población en edad de estar en la secundaria alcanza a menos del 50 por ciento en las zonas rurales. También evidencian una clara vinculación entre la condición del trabajo infantil y la asistencia a la escuela: los estudiantes de entre 12 y 14 años que trabajan, si bien muchos están escolarizados, muestran tasas de asistencia menores que los que no trabajan.

Día Mundial. El informe se dio a conocer en la misma semana que se recuerda el 8 de septiembre como Día Mundial de la Alfabetización. La fecha fue instituida por la ONU y la Unesco en 1967, declarado con el "objetivo de despertar la conciencia internacional y generar un compromiso a esa escala en materia de educación y desarrollo". Este año se celebra con el lema "La alfabetización y la paz", ya que señalan "un mundo alfabetizado no es simplemente un mundo donde la población sabe leer y escribir, sino donde la educación es uno de los medios por excelencia que sirve para potenciar las capacidades humanas y ponerlas al servicio del progreso y el bien común".

Comentarios