Información Gral
Jueves 11 de Agosto de 2016

Crece la venta de drogas en la internet profunda, donde reina la marihuana

Una investigación encargada por el gobierno de Holanda reveló que el comercio ilegal de estupefacientes tuvo "sustancial" auge

La marihuana es la sustancia ilegal más vendida en los criptomercados de la llamada dark web, un espacio en el que la mayoría de los dealers operan desde los Estados Unidos, según una profunda investigación encargada por el gobierno holandés que llamó la atención sobre el "sustancial crecimiento" de estas plataformas en los últimos tres años.

Los datos surgen de una extensa investigación realizada por la organización no gubernamental Rand Europe a pedido del gobierno de Holanda, que llamó la atención sobre "el papel de internet en la facilitación de drogas" y puso el foco en los ocho mayores mercados de drogas ilegales en la red: Alpha Bay, Cryptomarket, Dark Net Heroes League, Dreammarket, French Dark Net, Hansa, Nucleus y Python.

Estos mercados online, llamados criptomercados, están situados en la dark web, como se denomina a la parte oculta de internet que no es indexada por los motores de búsqueda.

Al utilizar localizaciones ocultas, estas plataformas son "accesibles solo a través de software que permiten navegar de forma anónima —como el navegador Tor—", y son el hogar de comercios online en los que se venden drogas, venenos, armas e información robada, "y configuran un negocio multimillonario", según el informe.

La existencia de estos espacios se hizo pública en 2011 con el surgimiento de Silk Road; establecido como el primer gran jugador del sector, Silk Road logró construir un monopolio virtual en el mundo de las plataformas dedicadas como negocio primario a la venta de drogas ilícitas y funcionó con éxito durante dos años y medio, hasta que fue clausurado por el FBI en 2013.

Poco después de su cierre "emergieron varios mercados similares o directamente copias, como Silk Road 2.0", entre ellos Pandora, Agora, Hydra y Evolution, indicó el informe, y cuestionó la magnitud de su crecimiento en los últimos tres años.

"Encontramos evidencia de un sustancial crecimiento en los criptomercados desde la clausura del primer gran criptomercado de drogas, Silk Road 1.0, en septiembre de 2013", indicó el documento, y aseguró que "desde entonces, el número de listado de drogas se incrementó casi en seis veces, los vendedores y las transacciones se triplicaron y las ingresos se duplicaron".

Estas ocho plataformas analizadas en el informe fueron seleccionadas (de un total estimado de 50) por los investigadores en función de su tamaño y el foco que tienen puesto en sustancias específicas, según consta en el informe de 203 páginas, donde se precisa que la marihuana es la droga más vendida.

El estudio realizó un corte entre diciembre y enero y allí cercioró que sólo durante ese mes la venta de cannabis generó 30.790 transacciones por un total de 4.43.803 dólares, lo que supone un 33 por ciento de cuota del mercado.

Detrás se ubicaron las drogas que se suelen vender con prescripción médica (19 por ciento de cuota del mercado), los estimulantes (18 por ciento), los derivados del éxtasis (12 por ciento), los psicodélicos (11 por ciento) y los opiáceos (6 por ciento).

Según la investigación, la venta de drogas ilegales en estos ocho criptomercados generan en conjunto un promedio de ingresos de 14,2 millones de dólares mensuales.

Al desagregar las operaciones, el estudio descubrió que 890 dealers operan desde los Estados Unidos, computan por mes 28.883 transacciones y suponen el 35,9 por ciento del total de vendedores. Los siguen quienes operan desde el Reino Unido, (16.1 por ciento del total de dealers), Australia (10.6 por ciento), Alemania (8.4 por ciento), Holanda, (7.8 por ciento), Canadá (7.1 por ciento), Francia (1.7 por ciento) y España (0.9 por ciento).

Estos criptomercados "le proveen a los dealers la oportunidad de alcanzar una base de clientes global, comparado al área más restringida y local que se alcanza en la venta convencional de drogas", reseño el informe, y agregó que "el uso de servicios postales es un habilitador en este proceso".

Anónimos. Desde el punto de vista de los clientes, "una de las características de estos criptomercados es la habilidad para que los usuarios operen de forma anónima. Los criptomercados emplean servicios de anonimización que esconden las direcciones IP de los que acceden a los sitios y les ocultan así sus identidades", detalló la investigación.

Los clientes suelen pagar los productos y servicios con criptomonedas, como el bitocin, divisas cuya popularidad en los mercados online de drogas "se debe a su seguridad, anonimato y arquitecturas descentralizadas".

"Estas plataformas lucen igual que los legales como eBay o Amazon, al dejar a sus clientes buscar y comparar productos y calificar a los vendedores", indicó Rand Europe.

Sin embargo, aclaró, "no es solo el oscuro rincón de internet donde se venden drogas".

El Centro Europeo para el Monitoreo de Drogas y Drogadicción (Emcdda, por sus siglas en inglés) detectó en 2013 un total de 651 sitios en la superficie de la web (o "web limpia") que ofrecían sustancias psicoativas, en su mayoría no reguladas pero farmacológicamente similares a las drogas ilegales.

Comentarios