El Mundo
Jueves 25 de Agosto de 2016

Crece el debate en Francia por la parcial prohibición del "burkini"

Una serie de fotos en las que una mujer vestida con un "burkini" es abordada por policías en las playas de Niza reavivaron la polémica sobre su prohibición en este y otros municipios franceses. El burkini es defendido por los islámicos y atacado por quienes defienden la laicidad del Estado francés. Francia prohibió años atrás el "burka".

Una serie de fotos en las que una mujer vestida con un "burkini" es abordada por policías en las playas de Niza reavivaron la polémica sobre su prohibición en este y otros municipios franceses. El burkini es defendido por los islámicos y atacado por quienes defienden la laicidad del Estado francés. Francia prohibió años atrás el "burka".

Las imágenes del control policial en Niza han levantado indignación en las redes sociales. El ahora célebre traje de baño para mujeres musulmanas cubre todo el cuerpo y la cabeza excepto cara, manos y pies. De ahí su nombre, combinación de "burka" y bikini. El Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM) mantuvo una reunión "urgente" con el ministro del interior Bernard Cazeneuve. Este advirtió contra la "estigmatización" y la "antagonización" de la sociedad. "Ante la situación difícil y crítica que vive Francia tras los trágicos atentados que afectaron profundamente al país, el CFCM pide sensatez y responsabilidad de todos. Necesitamos actos de apaciguamiento y tolerancia", declaró el presidente del Consejo, Anouar Kbibech.

Las fotos de la polémica fueron tomadas en una playa del Paseo de los Ingleses de Niza, lugar donde fue perpetrado el atentado islamista del 14 de julio, que dejó 86 muertos. El alcalde de Niza confirmó que unas 15 mujeres han sido multadas desde principios de esta semana en las playas de la ciudad por la vestimenta que llevaban. Una madre de familia que fue multada anunció que impugnará la multa.

Los musulmanes hablan de "una humillación" y "una cacería a los velos". "Quieren quitarle su ropa. ¡Que se quiten sus uniformes! Policía de la vergüenza", reaccionó Marwan Muhammad, presidenta del Colectivo contra la Islamofobia en Francia (CCIF). Pero también sectores ajenos al islam se sumaron a las críticas. "¿Cuántos policías armados se necesitan para obligar a una mujer a quitarse su ropa en público?", dijo el director de Human Rights Watch, Andrew Stroehlein. En Francia vive la mayor comunidad musulmana de Europa, 5 millones de personas, por lo que el debate ha tomado una amplia dimensión. Los enemigos del burkini lo ven como una manifestación pública de religiosidad, algo contrario al principio de laicidad del Estado.

Comentarios