Economía
Martes 09 de Agosto de 2016

Crece débil la inversión extranjera directa

La Inversión Directa Extranjera (IED) mostró "algunas mejoras" en el primer semestre del año aunque los montos registrados "están lejos de motorizar un proceso de desarrollo", según un análisis de Ecolatina.

La Inversión Directa Extranjera (IED) mostró "algunas mejoras" en el primer semestre del año aunque los montos registrados "están lejos de motorizar un proceso de desarrollo", según un análisis de Ecolatina.

La consultora atribuyó esa mejora en los primeros meses del nuevo gobierno a "la flexibilización de las restricciones cambiarias y la apertura del financiamiento externo".

El informe indicó que el flujo de IED "ascendió hasta 1.290 millones de dólares en el primer semestre de 2016, trepando 81 por ciento respecto de los desembolsos efectuados en la primera mitad del año pasado".

Ese número "continúa siendo pequeño como para motorizar el desarrollo de nuestra economía: representa menos de un 0,3 por ciento del PBI alcanzado en la primera parte del año".

La consultora advirtió que en la actualidad en la economía Argentina caen tanto el consumo como la inversión".

Señaló que "las altas tasas de interés observadas en los primeros meses provocaron que, en muchos casos, la inversión financiera fuera más atractiva que la real/reproductiva".

Fuga y sangría. Por otra parte, admitió que "en épocas del cepo las empresas se veían forzadas a reinvertir utilidades", mientras que "en el segundo trimestre de 2016, cuando las restricciones se flexibilizaron, la sangría de divisas por utilidades y dividendos casi duplicó a la registrada entre mediados de 2014 y fines de 2015, superando los u$s 1.000 millones". Muchas firmas multinacionales optaron por remitir ganancias, analizó Ecolatina.

Comentarios