la_region
Sábado 14 de Mayo de 2016

Crearán una red regional de viveros cooperativos en Casilda, Sanford y Chabás

Fuentes, Casilda, Sanford y Chabás integran esta iniciativa que impulsa el asociativismo como salida laboral. Experiencia piloto.

Con la vista puesta en el asociativismo como salida laboral, se pondrá en marcha un emprendimiento productivo regional que nuclea diferentes actores. Se trata de la creación de una red de viveros cooperativos que integrarán Fuentes, Casilda, Sanford y Chabás, aunque la puerta está abierta para que se sumen otras comunidades.

   Al menos así fue planteado en el marco del lanzamiento del proyecto inspirado en una experiencia desarrollada en la localidad de Fuentes, conjuntamente entre la comuna, la escuela local de Enseñanza Secundaria Orientada Nº304 Justo José de Urquiza, y el Centro de Educación Agropecuaria Nº2 de Casilda (CEA).

   Ello consistió en la articulación de un trabajo interinstitucional por el cual jóvenes que retomaron sus estudios de nivel medio en el establecimiento fuentesino a través del plan provincial "Vuelvo a Estudiar" pudieron capacitarse en el CEA como productores de huerta y jardinería. Y lo hicieron con el acompañamiento de la comuna que aportó recursos materiales además absorber mano de obra y adquirir parte de lo producido para ser destinado al comedor de la escuela primaria y el hogar de ancianos.

   La exitosa actividad se trasformó en una suerte de modelo para la red de viveros cooperativas que ahora prevé instrumentarse en la zona. "Los objetivos del proyecto son educar, incluir y formar asesores comunales y municipales en materia de atención de los espacios públicos que es una falencia que suelen tener los gobiernos locales", explicó uno de los impulsores de la iniciativa, Mauro Calcabrini.

   El joven ingeniero agrónomo, que presta servicio profesional en la comuna de Fuentes, será además el encargado de coordinar junto a su colega Fabricio Trujillo el desarrollo del proyecto que conforman inicialmente además del CEA, el gobierno fuentesino y su colegio secundario, la Escuela Especial de Chabás 2071 y un emprendedor particular de Sanford.

Trabajo conjunto. Para el jefe comunal de Fuentes, Norberto Contrucci, "apoyar y acompañar un emprendimiento de este tipo es aportar al trabajo conjunto de instituciones con el fin de dar una salida laboral". Y en esa línea resaltó la importancia de "seguir incluyendo actores para convertir a este espacio en un lugar de referencia del trabajo en equipo pensando en la diversificación de la producción en defensa del desarrollo sustentable y la promoción del empleo".

   En tal sentido, el docente del curso de jardinería del CEA, Esteban Peralta, resaltó que el planificado emprendimiento "unifica y articula varias áreas como educación, trabajo y microemprendedores, y si bien estamos dando los primeros pasos, la idea es consolidarlo en el tiempo".

   La comercialización del producido en los viveros, como verduras, hortalizas y plantines, tendrá como principales puntos de venta ferias locales y regionales en el marco de un esquema cuyo paradigma también está orientado al rescate de especies nativas además de cumplir "una función social e inclusiva".

   Peralta explicó que "la idea es promover la capacitación, intercambiar conocimiento y producir a través de una red que aspiramos siga creciendo a partir de la invitación a otros pueblos vecinos para que se incorporen".

Retorno al sistema. Sobre la experiencia que viene desarrollando la escuela secundaria de Fuentes junto a la comuna y el CEA, la directora de la institución, Norma Foresi, rescató que tal actividad posibilitó a jóvenes de entre 15 y 16 años que retornaron al sistema educativo encontrar una alternativa laboral para fortalecer sus "proyectos de vida".

   "Esto ya lleva tres años y surgió en el marco del programa Vuelvo a Estudiar como una opción (de formación laboral fuera del aula) para complementar y darle un agregado a los contenidos curriculares", explicó la docente al tiempo que valoró el papel que jugaron el resto de las partes intervinientes para la concreción del objetivo.

   En ese contexto, el director del CEA, Raúl Monteagudo, resaltó el aporte que la institución hace a la sociedad al capacitar como centro de formación profesional "en función de la necesidad local y regional". Tal como en este caso, donde un grupo de jóvenes fuentesinos adquirió conocimientos para ser volcados en la producción hortícola y de jardinería a través de un espacio cedido por la comuna.

   Fuentes además afrontó los gastos de traslado a Casilda y el seguimiento de los alumnos por medio de los profesionales que ahora esperan obtener el mismo resultado con la proyectada red de viveros cooperativos.


Comentarios