Central
Miércoles 27 de Julio de 2016

Coudet ya cuenta con la mayoría de los refuerzos

Con la llegada de Teo Gutiérrez casi asegurada, de ahora en más se apunta a completar el plantel.

Después de muchas idas y vueltas por fin parece haber una fecha de comienzo de torneo. También la forma en la que se disputará. Y en el mientras tanto Rosario Central se rearma, se refuerza. Al día de hoy el plantel está prácticamente cerca del ideal. Hay retoques que le faltan hacer y sobre todo nombres que arribarán, pero el grueso de los refuerzos ya está trabajando con Eduardo Coudet en Arroyo Seco, por lo que el tiempo que resta hasta que la pelota comience a rodar será clave para que el equipo vaya tomando forma nuevamente. Y este panorama se presenta así después del meneo que hubo de parte del DT canalla en relación a las sensaciones que acompañaban a ese rearmado. Es que el Chacho sintió primero que tenía un gran equipo para poner en cancha en el inicio de la pretemporada y después una enorme preocupación (sólo se había ido Alejandro Donatti) cuando observó las dificultades que presentaba el mercado de pases y las trabas que encontraban los dirigentes para poder cerrar las negociaciones que por ese entonces estaban abiertas (ver facsímiles). Hoy la cosa parece distinta. Porque si bien se trabaja en la contratación de algunos nombres más, a excepción de uno (el marcador central), los otros parecen más dirigidos a completar el plantel.

Como base para cualquier tipo de análisis se toma la llegada de Teófilo Gutiérrez casi como segura (ver aparte). Es que de no ser de esa forma, sí se estaría hablando en otros términos, ya que la búsqueda de refuerzos tendría el casillero del centrodelantero con un gran signo de interrogación, más teniendo en cuenta que mientras Larrondo formaba parte del plantel lo que se buscaba era un atacante para alternativa. Con la partida del mendocino apareció la obligación de buscar un acompañante para Ruben.

El puesto que tal vez más desvele a Coudet sea el del zaguero central. Quizá no tanto por la cantidad, sino por la calidad. Y precisamente porque el nombre que aún se persigue es el de Fernando Tobio, apuntado desde el principio. De igual forma, si es por cantidad de jugadores esa zona ya está más que cubierta. Porque Marco Torsiglieri (también solicitado como prioridad por el Chacho) y Hernán Menosse se unieron a Esteban Burgos y Mauro Cetto, sin contar que Pablo Alvarez es muy factible que continúe en la institución. Además se espera que la reaparición de Javier Pinola no vaya más allá de fines de septiembre o principios de octubre. Después, si el defensor de Palmeiras logra sumarse, Coudet sí sentirá que el equipo habrá dado un salto de calidad en la defensa.

La misma cantidad de refuerzos (dos) llegaron en la zona del mediocampo. Y, a priori, con cierta dosis de jerarquía. Mauricio Martínez, uno de los jugadores más regulares (en cuanto a cantidad de partidos jugados) de los últimos torneos, hoy viste la casaca de la selección Sub 23 que irá a Río de Janeiro. No parece un dato menor. Y Antonio Camacho, que el jueves pasado formó parte del equipo con sólo una práctica encima, fue uno de los puntos más altos del amistoso ante Puerto San Martín. Igual, la verdadera prueba será cuando se juegue por los puntos.

En ese ideal, se insiste, aparece ya instalada la figura de Teo Gutiérrez. Mientras el mercado de pases esté abierto, siempre habrá lugar para sorpresas, pero en estos momentos la sensación es que en Central se trabaja para completar el plantel. La conformidad primero y la preocupación después de Coudet, y la demora de los primeros arribos hoy parecen anecdóticos. Seguramente el Chacho necesite algo más de material, pero hoy trabaja con mucha mas calma. El arquero, defensor y volante de los que aún se habla se acoplarán a una base que por estos días no parece estar tan lejos de la imaginada.

Comentarios