Ovación
Sábado 29 de Octubre de 2016

Coudet cuida y el Mellizo se arriesga

Los DT de Central y Boca tomaron posturas antagónicas de cara al choque del miércoles.

Los técnicos de Central y Boca tomaron posturas diametralmente opuestas respecto a la manera de afrontar los compromisos de hoy por la octava fecha del torneo doméstico. Está claro que el cotejo que los canallas disputarán esta tarde ante Huracán en Parque Patricios —en el que Eduardo Coudet optó por preservar a la mayoría de los titulares— y el encuentro en que los xeneizes se medirán con Temperley en la Bombonera —para el que Guillermo Barros Schelotto pondrá toda la carne al asador— significan ni más ni menos que la antesala de lo que será el trascendental cruce eliminatorio del miércoles por la noche en Córdoba, por los cuartos de final de la Copa Argentina. No hay ninguna duda de que auriazules y boquenses se jugarán entresemana el pellejo en el Mario Kempes para avanzar a la semifinales del torneo más federal del país, cuyo ganador accederá a la edición 2017 de la Copa Libertadores de América.

La postura del entrenador auriazul Eduardo Coudet no tiene doble lectura. El Chacho le puso un pleno absoluto a la Copa Argentina. Por eso hoy irá a Parque Patricios con un equipo alternativo y con las principales cartas guardadas en el mazo para intentar dar el gran golpe en suelo cordobés y meterse en las semifinales de la Copa Argentina (ver páginas 4 y 5). Incluso fue el mismo entrenador el que calificó al partido copero de "vital" en todos los aspectos. Es que esos noventa minutos pueden tener consecuencias de fondo en el club de Arroyito de cara al futuro.

Así, el DT canalla optó por llegar con todas las pilas de sus jugadores recargadas para buscar revancha de lo que fue la escandalosa derrota de la final de la edición pasada de la Copa Argentina, justamente a manos del rival del miércoles.

Mientras que el DT boquense Guillermo Barros Schelotto adoptó la postura contraria y decidió utilizar esta tarde ante Temperley a la base titular que saltará a la cancha en Córdoba a enfrentar a los de Arroyito. Está claro que puede haber algún retoque nominal en los xeneizes de cara al miércoles, pero la mayoría de los soldados que hoy actuarán ante el Celeste estarán frente a los canallas.

Hay que tener en cuenta que tanto canallas como xeneizes tienen a la Copa Argentina como el gran premio para lo que resta de este año, ya que el ganador de esta competencia se clasificará a la edición 2017 de la Copa Libertadores.

Con la determinación de preservar titulares Central da una señal de dejar en segundo plano el torneo local, donde acumula ocho puntos y está a once unidades del líder Estudiantes (19). Mientras que Boca tiene doce unidades y son siete los puntos lo que lo separan del Pincha.

Hoy será la última estación de canallas y xeneizes antes de verse las caras en Córdoba. Los técnicos tomaron caminos distintos en cuanto a preservar o no jugadores.

Los dos apostaron fuerte, cuidando el Chacho y arriesgando el Mellizo, y el resultado de sus determinaciones se conocerá en la noche del miércoles.

Los entrenadores conocen mejor que nadie a sus jugadores y ninguno irá en contra de sus propios intereses.

Lo que está claro es que en este fútbol muy resultadista el director técnico que se equivoca paga los platos rotos.

Y más en un partido eliminatorio como el que se viene. A todo o nada, como se dice.

El mismo tiempo de recuperación

Las dirigencias de ambos clubes vieron con buenos ojos que los dos partidos por la octava fecha se jueguen hoy, así los dos planteles tienen el mismo tiempo recuperación de cara al cotejo del miércoles por la noche, por los cuartos de final de la Copa Argentina. Boca ante Temperley va a las 16 y Huracán frente a Central a las 18.15.

Comentarios