Edición Impresa
Sábado 07 de Mayo de 2011

Cosmovisión plena de sentidos

Mabel Romero es una de las mamás de la comunidad Qom que también participó" del taller. Mientras comparte mates sentada a la mesa grupal, asegura que está encantada con la iniciativa: "Me gusta porque se basa en la naturaleza y leyendas de nuestras comunidades. Cada historia me dejó volar la imaginación y expresarme también a mí".

Recuerda que el espacio les permite valorizar su propia cultura, en especial "porque hay chicos que nacieron en el Chaco, pero otros no". Además subraya que otra ventaja de la propuesta es que ha logrado interesar a los alumnos "aún quedándose después de clases o llegando antes a la escuela" (funciona al mediodía). "Y esto se logra —concluye— con paciencia y cariño".

La otra mirada sobre el taller la da Florencia Tabachetti, una de las estudiantes de Bellas Artes que desde el programa de Voluntariado Universitario participó de la experiencia. "Me sorprendió mucho la libertad que tienen en cuanto a la forma y a los colores para expresarse. Tienen una cosmovisión plena de sentidos y muy poética, que llena la vida muchas veces vacía para los occidentales. Muestran otra forma de penetrar en las relaciones humanas, en la naturaleza, aquellas que muchas veces perdemos por estar focalizados en cuestiones más materiales e individualistas".

Comentarios