la_region
Viernes 12 de Agosto de 2016

Correa y Carcarañá protagonizaron un fuerte reclamo por la vieja ruta 9

Se realizaron cortes de tránsito en la antigua traza y también en los dos sentidos de la autopista Rosario-Córdoba

Autoridades y vecinos de Correa y Carcarañá protagonizaron ayer una fuerte movida para pedir a la Nación la reparación del deteriorado tramo de la vieja Ruta Nacional Nº 9 que une ambas localidades.

Los manifestantes mostraron su malestar con concentraciones y cortes de tránsito simultáneos sobre esa vía de comunicación y en la autopista Rosario-Córdoba, lo que generó congestión y largas colas de casi un kilómetro hasta que se liberó la circulación a primera hora de la tarde.

La iniciativa de los vecinos autoconvocados dejó al descubierto la necesidad para la zona de la puesta en marcha de obras que mejoren la seguridad vial de este tramo de 9 kilómetros que ya se cobró varias vidas y sigue poniendo en peligro la vida de quienes lo transitan a diario.

Algunos sectores de ese trayecto se han tornado casi intransitables, en especial los primeros cuatro kilómetros previos al ingreso a Correa, donde se observan importantes roturas, ondulaciones, falta de demarcación horizontal y banquinas descuidadas que conforman un crítico panorama que LaCapital constató in situ.

Y mientras las soluciones no aparecen, el deterioro se agrava ante el creciente flujo de camiones que toman por el corredor para evitar el pago de peaje en la autopista y seguir viaje hacia las terminales portuarias.

Obras suspendidas. Los insistentes planteos de los gobiernos locales no surtieron efecto y, para colmo, Vialidad Nacional suspendió, por razones no precisadas, el inició de la obra de bacheo anunciada días atrás.

La situación llegó a un límite y ayer los pobladores dijeron "basta" exigiendo respuestas urgentes por medio de una ruidosa protesta que tuvo su mayor convocatoria y contundencia en Correa, seguramente al verse más afectada que Carcarañá.

Más de medio millar de vecinos se concentró poco después de las 11 en la esquina de Irigoyen y Ruta 9 para interrumpir por algunas horas horas la circulación, en medio de un clima de desahogo social que incluyó quema de neumáticos, bombos, aplausos y un cántico que se alzó a viva voz en reclamo de "soluciones".

Similar postal ofreció la autopista, cuando un grupo nutrido de manifestantes cortó el tránsito en ambas manos, hacia Córdoba y Rosario. El objetivo de recalar en ese escenario no fue sólo para potenciar la visibilización del reclamo de la convocatoria sino también expresar el descontento por el alto costo del peaje y pedir una baja y una tarifa diferencial para los pobladores de Correa.

Algo menor fue la participación del lado de Carcarañá, aunque la movida alli contó con el compromiso y la presencia de la intendenta, Verónica Schuajer, y un grupo de concejales. en cortes que fueron intermitentes.

Paciencia. A raíz de los piquetes, los conductores debieron armarse de paciencia, aunque no se registraron incidentes, excepto algunas discusiones y que dos ambulancias, por la gran cantidad de vehículos detenidos cruzaran por el cantero central hacia el carril de la mano contraria, para abrirse camino y llegar a destino.

La protesta fue controlada porpersonal policial y de Gendarmería, los que no debieron intervenir por ninguna circunstancia.

"Esta movilización es producto de la falta de voluntad de los funcionarios nacionales para escuchar o responder a las incesantes gestiones realizados en busca de soluciones al mal estado de la ruta", dijo el jefe comunal de Correa, Fabián Cejas, al tiempo que insistió con que "necesitamos acciones urgentes para no seguir lamentando accidentes y la pérdida de vidas humanas".

Los manifestantes coincidieron y se mostraron optimistas en que la movida se traducirá en resultados positivos aunque aclararon que, de no ser así, volverán a movilizarse hasta obtener lo que buscan.

Testimonios. "El estado de la ruta es calamitoso y ya no se puede transitar, razón por la que cual necesitamos que las soluciones no se dilaten más y se haga algo, porque de lo contrario vamos a seguir lamentando desgracias", dijo Mauricio Mercado, quien trabaja de albañil y se hizo un tiempo para participar de la protesta. No menos elocuente fue el testimonio de Gabriel Márquez, quien presta servicio en un corralón de venta de materiales de construcción situado a la vera de ruta, en pleno radio urbano, al sostener que "queremos soluciones rápidas porque este problema no da para más y si no se actúa seguirá empeorando con las consecuencias como las que ya sufrimos".

Además del malestar por la falta de mejoras, la población está sensibilizada por la muerte de dos vecinos en un accidente ocurrido el último domingo donde también perdió la vida una joven de Carcarañá. Ayer familiares de las víctimas oriundas de Correa también estuvieron en la manifestación para fortalecer, en medio del dolor, la demanda de "obras" que mejoren la seguridad vial.

"Todo el mundo se queja porque por esta ruta no se pueda andar más ya que se corre riesgo de romper los vehículos o tener algún accidente, más aún los días de lluvia, donde hay tramos que por los pozos podés perder las ruedas o el motor; pero lamentablemente el tiempo pasa y todos se tiran la pelota", aseguró Carlos Gómez al ser consultado por este cronista mientras lo atendía en la estación de servicios a la salida del pueblo para la cual trabaja.

Autopista. Similar preocupación manifestó Juan Risi, un jubilado que, al tener un auto de porte pequeño, ya no se anima a transitar por deteriorada Ruta 9 y cuando suele llevar a su hija a Carcarañá, donde ejerce la docencia, asegura que debe "tomar por la autopista y hacer 22 kilómetros porque el trayecto por ruta de sólo 8 ó 9 kilómetros está roto".

"Ojalá que con esta movida logremos algo", expresó Carolina Sanzué al sintetizar el deseo del pueblo. En ese marco, el aporte de Adriana Ciccioli resultó atinado al sostener que "si arreglan, que el trabajo lo hagan bien porque la vez pasada Vialidad vino a reparar y solo tapó tres pozos; una vergüenza".

Mientras el vicejefe comunal de Correa, Luis Góngora, sostuvo que "el mal estado de la ruta también frena la atracción de capitales al parque industrial y su reparación resultaría vital para revertir tal situación".

Comentarios