Ovación
Miércoles 13 de Julio de 2016

Copa Davis: Un fútbol-tenis para aflojar las tensiones

Orsanic cerró los dos turnos de entrenamiento en un ambiente distendido.

El capitán del equipo de Copa Davis de Argentina, Daniel Orsanic, concluyó ayer la práctica que se desdobló en dos turnos con un divertido fútbol-tenis al que también se sumó el tenista Guido Pella, en un ambiente distendido a días de la serie de cuartos de final ante Italia, a jugarse en Pesaro.

Orsanic desafió la altísima temperatura que alcanzó los 36 grados en la ciudad ubicada a orillas del Adriático y armó un equipo con el juvenil sparring Genaro Olivieri, mientras que del otro lado estuvo el bahiense Pella y su preparador físico Juan Manuel Galván.

El capitán argentino (hincha de River) y el zurdo Pella (de Olimpo, su ciudad natal) intercambiaron bromas y se gritaron los goles, luego de una jornada que incluyó dos turnos de trabajo muy exigentes, no solo por el calor sino porque la serie ante Italia se acerca y aumentan los nervios previos a la competencia.

Pella había entrenado en el turno matutino junto al azuleño Federico Delbonis y por eso lució más descansado por la tarde, ya que bajó el nivel de exigencia y los que más duro practicaron fueron los tandilenses Juan Martín Del Potro y Juan Mónaco.

Pico Mónaco, ni bien concluyó el ensayo con Delpo, siguió en la cancha central y peloteó con Olivieri, promisorio tenista nacido hace 17 años en Bragado.

Argentina volverá a practicar hoy en el último ensayo con intensidad que le servirá al capitán Orsanic para pulir ciertos detalles, sobre todo en la coordinación del dobles entre Del Potro y Pella, ya que tiene la táctica definida pese a que no quiso adelantarla en la rueda de prensa que ofreció ayer por la tarde.

"Lo único que puedo decir es que todos los tenistas llegarán al viernes en condiciones de jugar. La adaptación es buena y la cancha está mejor que los primeros días", expresó Orsanic.

Corrado Barazzutti no ve un favorito en la serie

"Será una serie muy pareja entre dos equipos fuertes, en una superficie de polvo de ladrillo que nos sienta cómoda a los dos, así que no veo un claro favorito", explicó Corrado Barazzutti, quien también fue el capitán en la serie que Italia le ganó a la Argentina en febrero de 2014, en Mar del Plata, por un marcador de 3-1.

Comentarios