Ovación
Miércoles 05 de Octubre de 2016

Copa Argentina: Otro día sin definición

Hoy se decidirá la fecha y la sede. Igual Central presentará una carta en la AFA.

Antes fue el reclamo llevado a la organización de la Copa Argentina. Ahora será el turno de sentar postura en la Comisión Normalizadora que intervino la conducción de la AFA a través de una nota oficial que presentarán hoy. Central no se queda quieto en su intención de no ser perjudicado en la fecha de disputa de los cuartos de final, nada menos que ante Boca, con el que disputó la final del año pasado que terminó en escándalo por el perjuicio a los canallas. En el club de Arroyito están convencidos de que los xeneizes siguen adelante en la presión para jugar el miércoles 26, tres días después del clásico, y por eso seguirán advirtiendo que no están dispuestos a ceder. O se juega antes, el miércoles 19, o pasa para el 2 de noviembre. Es más, hoy mismo se definiría día, cancha y horario.

Los argumentos están más que claros. No es lo mismo disputar una final anticipada como esta antes de jugar el clásico frente a Newell's que después. Pero además la dirigencia canalla está más que intranquila con la resolución que pueda tomarse porque en las últimas horas intentaron comunicarse con sus pares de Boca, en especial el presidente Daniel Angelici, y nunca respondió los llamados. Eso encendió nuevas alertas y no quieren ser sorprendidos.

"Central no está dispuesto a someterse a las presiones de Boca. No nos van a llevar por delante", advirtió el vicepresidente segundo canalla Ricardo Carloni. "Vamos a defender los intereses del club. No pedimos que nos den ninguna ventaja, no pedimos más que un trato igualitario. Y no sería justo que enfrentemos semejante partido tres días después de disputar un clásico", advirtió.

A la vez, se insistirá en el comunicado dirigido al presidente "normalizador" Armando Pérez con que el árbitro sea el mejor ranqueado, al igual que los jueces asistentes. En ese sentido, Darío Herrera, quien dirigió el choque entre Boca y Lanús por octavos de final, no entraría en la consideración, por lo que Patricio Loustau es uno de los principales candidatos.

En tanto, sobre el escenario tampoco hay precisiones. Desde un principio se especuló con que el Mario Kempes sería el elegido, pero ayer el gobernador de San Juan, Carlos Uñac, tuiteó que el encuentro de cuartos se jugaría en el Bicentenario de su provincia y el miércoles 26, otro dato más que irritó a los canallas, pero luego fue borrado de su cuenta. ¿Buena o mala señal?

Hoy se develará el misterio, de acuerdo a lo que piensan en Arroyito. Mala señal daría la AFA si avala jugar Central-Boca después del clásico. Agrandaría la sensación de injusticia que ya quedó demasiado palpable después de la final de Córdoba el año pasado.

Comentarios