Edición Impresa
Sábado 26 de Septiembre de 2015

Convenio colectivo de trabajo regula la docencia universitaria

Tras años de debates, reglamentan normas sobre evaluaciones, estabilidad, cargos y jerarquías, entre otras.

“Los docentes universitarios éramos el único sector estatal que no tenía un convenio colectivo de trabajo que regulara la relación entre trabajadores y empleadores, las licencias, convenciones, el pago a los reemplazantes de profesores, el régimen de carrera docente para el ingreso, los concursos públicos y la evaluación periódica, entre otros derechos y obligaciones”, indica Gloria Rodríguez, secretaria general de la Asociación Gremial de Docentes e Investigadores de la UNR (Coad).

   En Rosario, el 17 de septiembre el Consejo Superior de la UNR aprobó la reglamentación del convenio, que ya el 1º de julio del presente año había sido presentado por la presidenta Cristina Kirchner. “No ha sido una tarea fácil, demandó entre cinco y seis años de charlas”, dijo entonces la mandatario al presentarlo.

   Entre las modificaciones a la tarea docente, la norma establece que los docentes de más de 5 años en su cargo ingresar a carrera docente. “El convenio establece un piso de derechos para todos los trabajadores dependientes de la Universidad, es una disposición con valor de ley y una base importante para la superación de las condiciones y ambientes de trabajo, como los edilicios”, sostiene la dirigente gremial, quien hasta hace poco fue directora de la carrera de antropología, y sigue como docente en las materias Corrientes Antropológicas I y II, y en el seminario de antropología del trabajo”.

Régimen de licencias. Como una de las medidas consideradas relevantes, también menciona que “el régimen de licencia es importante, porque un docente que toma un año sabático, se enferma o se embaraza, no tenía hasta ahora un reemplazante” que cobrara por los días de trabajo en que suplantaba al titular. “Eran los mismos compañeros de la cátedra quien cubría al que toma licencia. Entonces podía llegar a ocurrir que hasta algún docente dejara a ayudantes al frente de clase, lo que no es correcto”. Agrega que en “el nuevo convenio se amplia el régimen de licencia por maternidad y la parental, la que será cubierta por la Ansés y la Universidad”.

   Por otra parte, retoma el tema de los concursos docentes, que “la Universidad tiene la obligación de convocar. Esta situación era violentada y eran pocos los concursos que se realizaban, por lo que el conjunto de los docentes estaban en condición de interinos. Eso llevaba a una situación de precarización laborar”. Y, también se establece negociación del salario, mediante el programa de jerarquización, y el nomenclarador (relacione entre las distintas dedicación) para recuperar el salario.

Colisiones. Sobre la tardanza en aplicar una norma que regula el trabajo, la dirigente de la load señala que “se trabaja desde hace muchos años por el tema, se venía peleando y recién el 16 de abril de 2014 fue aprobado por el Ministerio. Había problemas presupuestarios porque significa modificar la estructura presupuestaria de la Universidad, pero también había objeciones estatutarias realizadas de distintas universidades”.

   También explicó que “la UNR había planteado 15 colisiones, entre el convenio colectivo y su estatuto. Entendemos que serán solucionadas”. Entre esas diferencias, mencionó a “la contratación de profesores que hace la UNR y que no figura en el convenio. También se establece que el concurso de ayudante a jefe de trabajos prácticos debe ser abierto, no cerrado como es norma en la UNR”. Además, “no podrá sancionarse con descuentos salariales por diversas situaciones, como se realizaba”.

  “Durante el 2104 teníamos desde la Coad discusiones por el régimen de licencia, capacitación y otras cuestiones, esta es la primera paritaria con la nueva gestión del rector Héctor Floriani, en la primera entrevista con la Coad, declaró que hará una gestión respetuosa de la ley, y como el convenio es ley, creemos que será positivo”.

   Rodríguez advierte que “a pesar de esa situación laboral, la UNR ha crecido en producción científica, que es la misión de la institución, pero no ha crecido en cantidad de cargos necesarios para cubrir esta demanda. Como entidad gremial vemos que no se generan nuevos cargos y tampoco se potencian los existentes. Hay docentes con más de 20 años de trabajo con de jefe de trabajos práctico (JTP) y, que estánal frente de la cátedra. Hay profesores que se jubilan sin haber sido regularizados”, advierte.

   También hay facultad donde los adscriptos (graduados no docentes), están al frente de los cursos, como sucede en algunos casos en Derecho, Medicina y Odontología. Muchas facultades son sostenidas por educadores que sólo poseen cargos de menor jerarquía.

Designaciones. “Con cada nueva gestión hay movimientos porque se crean secretarias, subsecretarías y otras dependencias. Las nuevas designaciones antes eran renovadas de acuerdo a los poderes de turno en la Universidad”.

   “Pero —advierte— queremos sostener la letra del decreto que indica que son considerados docentes los que cumplen tareas docentes. Suele suceder que le dan un cargo en el rectorado y por extensión entran en una carrera”.

   Sobre esa cifra de personal en el rectorado, señaló que “hace ya tres meses han pedido al rectorado y facultades informes sobre la planta docente para la homologación. Pero no como el rectorado, no todos lo acercaron”.

   Sobre la difusión del convenio colectivo de trabajo, indicó que la organización gremial imprimió seis mil ejemplares que son entregados a los docentes en visitas a las distintas facultades. En el documento figuran los derechos, deberes y obligaciones de los trabajadores y la universidad para garantizar la formación, las incompatibilidades, prohibiciones y régimen de sanciones, los zar exámenes psicofísicos periódicos, tratamiento sobre accidentes y enfermedades. Figura el régimen de remuneraciones con las escalas que deben aplicarse por categoría y dedicación, las bonificaciones y adicionales al salario para casos estipulados, entre otros.

Cargos y categorías. “En la docencia universitaria —explica— tenemos cinco categorías: titular, asociado, adjunto, jefe de trabajos prácticos y ayudante de primera categoría”.

   En la UNR, sólo un 3,7 por ciento de los docentes tienen cargo de titulares, exclusivos. En tanto que un 32 por ciento de la planta docente corresponden a JTP simples. El total de docentes son unos 6.520, aproximadamente.

   En tanto, según cifras de la Nación, desde 2003 creció en un 50 por ciento la cantidad de docentes universitarios, mientras que la evolución de la remuneración bruta se incrementó en ese período entre 1.200 y 2.167 por ciento”.

   Por otra parte, también indicó que se incrementó en el país en un 33 por ciento la cantidad de estudiantes respecto de 2001, la inversión llegó a 42.177 millones, un crecimiento del 2.014 por ciento respecto de 2003.

Comentarios