Viernes 28 de

noviembre de 2014

  • Ahora

    18 °C
  • SABADO

    Min. 16 °C Max. 32 °C

  • DOMINGO

    Min. 13 °C Max. 19 °C

Domingo, 14 de diciembre de 2008  00:00 | La Ciudad

Historias mínimas, grandes ejemplos

"De los miedos nacen los corajes, y de las dudas, las certezas", escribió Eduardo Galeano. Y eso lo saben bien aquellos que este año estuvieron en la foto de los destacados de La Capital. Hombres y mujeres que recorren la vida con sus sueños y la construyen con acciones.

Por Florencia O'Keeffe / La Capital

"De los miedos nacen los corajes, y de las dudas, las certezas", escribió Eduardo Galeano. Y eso lo saben bien aquellos que este año estuvieron en la foto de los destacados de La Capital. Hombres y mujeres que recorren la vida con sus sueños y la construyen con acciones.

Hace dos meses, los primeros nombres empezaron a llenar el papel en blanco. Con el aporte de los periodistas de cada una de las secciones del diario se armó un universo de 16 personas que por su esfuerzo, compromiso y entusiasmo reflejan a tantos otros, la mayoría anónimos, que se atreven a ir cada día por más.

Ante la convocatoria telefónica algunos se entusiasman y otros se quedan mudos. Están los que no aguantan la emoción y le pasan el teléfono a la esposa porque no pueden seguir hablando. O los que llaman el día después y preguntan, tímidos, si lo de la invitación es cierto.

En los días previos a la ceremonia hablamos varias veces con los elegidos. Porque los hombres quieren saber si hay que ir de corbata y las mujeres dudan entre el vestidito negro o el trajecito. Porque no falta el que pregunta si además de los hijos pueden ir los vecinos.

Es que la mayoría no está acostumbrada a los flashes. Para muchos será la primera vez frente a un auditorio y un micrófono, aunque sepan de memoria lo que es pelear para ganarle a la adversidad. Aunque sean unos titanes a la hora de celebrar la vida.

Desde sus historias mínimas saltaron a las páginas de La Capital. Allí fueron protagonistas, tanto como en la tarde del viernes en el museo del diario. "¿Usted es el maestro Hernández Larguía?"; "Buzzi, qué lío, ¿eh?"; "¿Cuánto medís? ¡1,83! Nena, ¿no tendrías que comerte una costeleta?"; "Che, conduce la Spirandelli, la de la tele". Las presentaciones estuvieron seguidas de la charla amena, de los recuerdos, de las preguntas.

Los fotógrafos no se perdieron detalle. Con esas instantáneas se armará el backstage. Otros estuvieron abocados a las fotos individuales donde todo fue pensado para que luzcan como verdaderos artistas.

Después llegó la gran foto grupal. Un esfuerzo tanto para los invitados como para los fotógrafos que tuvieron que buscar distintos ángulos, treparse a escaleras, chequear las luces y alentar a los destacados que ya sienten el cansancio después de tantas emociones.

Todos le pusieron alegría, amor y compromiso. El mismo combustible de cada día.

Fererico Seineldín - por la responsabilidad empresaria

A pesar de su juventud, ya tiene un extenso recorrido como empresario. Dedicó tiempo y esfuerzo a movilizar, sensibilizar y posibilitar a firmas de la región para que se muevan en el marco de la responsabilidad social empresaria.

La asociación sin fines de lucro de la que es fundador y presidente, logró reconocimiento nacional e internacional, y este año realizó un masivo encuentro en Rosario al que asistieron empresarios de todo el país.

Es fundador y director de Openware, una compañía rosarina especializada en soluciones de seguridad informática y virtualización en redes e infraestructuras tecnológicas.

En la actualidad exporta sus soluciones a más de 30 países del mundo, siempre con el compromiso de ser una empresa transparente y responsable.

Cristian Hernández Larguía - un maestro con enorme compromiso

Desde 1946 es titular del Coro Estable de Rosario y es creador y director general artístico del Promúsica desde 1962.

Y en sus tiempos libres se dedica a otra pasión: las cartas de lectores del Diario LaCapital. Allí sigue demostrando toda su maestría. Su protagonismo ciudadano conmueve por su erudición y porque enseña a pelear y debatir, en cualquier tiempo y espacio, para la construcción de una sociedad más diversa y tolerante.

José Peralta - el luchador incansable de los barrios Fonavi

Cuando hace 26 años le entregaron su vivienda, jamás pensó los desafíos que debería sortear. No sólo se hizo cargo de los problemas que él y su familia enfrentaban y enfrentan sino que además atiende los reclamos de los vecinos.

Por su energía y compromiso llegó a la Legislatura provincial para discutir y consensuar una ley que obligaba a pagar deudas para poder escriturar los Fonavi. El 27 de noviembre, día de su cumpleaños, el senado aprobó una norma que habilita la escrituración de los Fonavi a partir de un plan de pago accesible. Quienes lo conocen saben que no baja los brazos y que tiene clara su misión: hacer ver y entender a los funcionarios que están detrás de un escritorio, cuáles son los avatares por los que pasan los vecinos.

Mario Angel Sosa - hace honor al "Nunca  es tarde"

Comenzó a estudiar violín a los 65 años en la Escuela Municipal de Música. Cursó lenguaje musical, teoría y solfeo, audio y violín, y aprobó cada una de las materias.

Su entusiasmo sin límites lo lleva a continuar con las clases de perfeccionamiento de violín. Y a dedicarle a la música tres horas diarias en su casa, las que suma a las horas de ensayo. Dicen que nunca falta y que además es el primero en llegar.

Marisa Bollatti - pelear por la integración

En una sociedad donde las minorías suelen sufrir diferencias, las personas con discapacidad no son la excepción. La lucha por la integración suele ser larga y compleja, y en ocasiones, también solitaria.

Hace 10 años, mamás y papás a los que les tocó tener un hijo o una hija con síndrome de down decidieron no quedarse en la queja y la tristeza y pusieron en marcha una organización que ha logrado muchos objetivos: la Asociación para la Inclusión de Personas con Síndrome de Down (Aisdro), que acaba de cumplir 10 años.

Aunque siempre hay obstáculos, ellos no se detienen. No entienden de cansancio, feriados y horas libres y dan todo por los chicos que nacieron con este problema. Ellos entregan su tiempo y su corazón para que estos niños, jóvenes y adultos tengan más posibilidades y un mejor lugar en el mundo.

Marisa Bollatti fue distinguida en nombre de Aisdro.

Mirko Buchín - la vida dedicada a la pasión por el teatro

Desde hace más de 40 años se dedica a la formación de actores. Tiene una vasta trayectoria en el dictado de cursos, talleres y conferencias sobre historia del teatro, el arte en la ciudad y el trabajo actoral.

Es también el autor de importantes obras de teatro como "La valija del rompecabezas", " La linterna", "La casa de Ula", "La leyenda del Gauchito Gil" y "Haciendo Patria".

Numerosas publicaciones en prestigiosas revistas culturales lo tuvieron y lo tienen como colaborador. Y ha sido, además, el director de óperas montadas en distintas salas de Rosario, en el salón Dorado del mítico Teatro Colón de Buenos Aires y en sitios de otras poblaciones del país.

Como actor y director formó parte de obras como "La gaviota", de Chéjov; "Fiebre de henos", de Noel Coward; "La lección", de Ionesco, "Jettatore", de Gregorio Laferrere y "Saverio el cruel", de Roberto Arlt.

Entre otras cosas, por su entrega y generosidad y por ser el maestro de generaciones de actores que brillan en cada rincón de la ciudad, en el país y en el exterior viene recibiendo desde hace años numerosas distinciones y merecidos reconocimientos.

Eduardo Buzzi - artífice del reclamo de los hombres del campo

"Los dolores que tenemos son las conquistas que nos faltan". La frase es de un hombre que este año estuvo presente en muchas de las protestas que tuvieron en vilo al país. Representa a una entidad que desde hace 100 años defiende los derechos de los pequeños y medianos productores agropecuarios y que trabaja, además, por la equidad social en todos los puntos del país.

Presidente de Federación Agraria Argentina (FAA) desde hace más de 10 años, generó muchas adhesiones y rechazos.

Mucho puede decirse del conflicto del campo con el gobierno. De las decisiones políticas acertadas o no, de los cortes de ruta y de los tira y afloje. Pero nadie puede dudar que 2008 es un año que lo tuvo como protagonista.

Derna Isla - la música como eje de integración

En los barrios hay muchos chicos que crecen sin tener la mínima posibilidad de un futuro digno. Sin oportunidades, sin alguien que les tienda una mano. Pero esta mujer no se quedó con esa realidad y se puso en acción, convencida de que el compromiso y el amor, transforman.

Egresada como música de la Universidad Nacional de Rosario, hace 5 años creó el Proyecto Vibrato, que consiste en la formación musical de chicos y chicas de los sectores más humildes y que tiene su máxima expresión en la Orquesta Juvenil de Barrio Ludueña. La propuesta es un ejemplo de integración, compromiso y convicción.

Además, será la directora de la Orquesta del Bicentenario, que nucleará a todas las orquestas de niños de la provincia. Y con apoyo privado, impulsará la conformación de la Orquesta de la Esperanza, en la zona norte de la ciudad.

Luchadora incansable, utiliza lo que más la moviliza, la música, para cambiar la realidad de los chicos más humildes.

Solange Picciau Loinaz - la primera abanderada del Liceo

Su mirada transparente es el reflejo de una meta clara: ser piloto de la Fuerza Aérea y defender el espíritu castrense que acuña en su querido Liceo. Es estudiante secundaria y con un promedio de 9,49 recibió el honor de portar la bandera argentina de ceremonia del Liceo Aeronáutico Militar de Funes. Así, se convirtió en la primera mujer que lleva el máximo estandarte patrio de la institución, tradicionalmente de hegemonía masculina y por la que pasaron 25 promociones de alumnos.

Ama los deportes, las maniobras físicas, competir con otros liceos y el tiro. Sus superiores aseguran que la bandera la tiene bien merecida porque mantuvo promedios parejos, tanto en disciplinas castrenses como en el estudio. Asegura que el Liceo le enseñó a ser más responsable y una mejor persona. LaCapital la distinguió por ser un ejemplo para muchos jóvenes, su responsabilidad, entrega, y ejercicio de la vocación.

Damián Lavarello - en acción contra el VIH 

Desde 1992 funciona en la ciudad un programa de salud que es orgullo de los rosarinos.

Con un trabajo ininterrumpido de información dirigido a toda la comunidad y en especial a las poblaciones más vulnerables al VIH, este grupo ha logrado a través de campañas y acciones directas, como la entrega de preservativos, concientizar y sensibilizar a la población sobre esta problemática.

Además, realizó un intenso trabajo de capacitación docente, apoyo a proyectos educativos e institucionales en la mayoría de las escuelas medias de la ciudad

El Promusida, con Damián Lavarello a la cabeza, brinda apoyo social a las personas que viven con VIH facilitándoles transporte, vivienda, pensiones, alimentación y adherencia a los tratamientos antirretrovirales.

El primer consultorio de atención para personas transexuales y travestis es otro de los logros e innovaciones de esta área municipal. Este año, además, se destacó por su campaña de información on line y por el trabajo en hospitales con embarazadas y sus parejas.

Leonardo Vidal - para poder vivir

Leonardo Vidal tiene 31 años. Padecía una insuficiencia renal crónica y su situación empeoraba día a día, hasta que el diagnóstico fue definitivo: era necesario un trasplante de riñón. Sus padres fallecieron y sus hermanas, luego de someterse a intensos estudios comprobaron que no podían ser donantes porque no eran compatibles.

Fue entonces cuando apareció Mercedes Bruno, una mujer de 53 años, madre de ocho hijos y muy amiga de la familia, que estuvo dispuesta a donarle un riñón. Tras la sorpresa inicial, Leonardo dudó de que el sueño se hiciera realidad. Mercedes lo convenció: "¡Tenemos que darle para adelante!", le repetía y finalmente llegaron al Hospital Centenario. Desde ese momento Mercedes afirma que Leonardo es "un hijo más".

Augusto Mercau - total entrega a la medicina

Detrás de las enfermedades siempre hay historias de vida. Un síntoma físico describe muchas veces las emociones de una persona. Por eso, la comprensión y la escucha del médico son muy importantes.

Sin embargo, no todos los profesionales ponen el acento en lo humano.

Por fortuna hay médicos que a lo largo de su carrera se han destacado por su entrega al trabajo y por el amor que han depositado en el que sufre.

Augusto Mercau dejó su huella imborrable en el servicio de leprología del Hospital Carrasco durante cuatro décadas. Creó una clínica de enfermedades de la piel, donde atendió a sus pacientes hasta hace muy poco.

Siempre apostó por la Argentina. Tuvo la oportunidad de quedarse en Estados Unidos, pero no aceptó porque se sentía en deuda con la educación pública que le dio el país. El 29 de diciembre cumplirá nada menos que 100 años.

Mirta Pellerino - Suma vida después de una muerte

Su historia comenzó el 16 de julio de 2000, cuando su hijo Leandro, de 21 años, perdió la vida en un accidente de motos. Desde entonces, su trabajo como inspectora de tránsito adquirió otro sentido.

Casi sin tiempo para llorar, a sólo un mes de la muerte la vida la encontró, junto a otros padres en su misma situación, contando su experiencia en las escuelas y ante cualquier auditorio que quisiera escucharla.

Después diagramó y puso en práctica el programa "Educación vial en edades tempranas", que en estos últimos tres años llevó a miles de alumnos primarios y secundarios, y obtuvo un premio de la asociación Luchemos por la Vida.

Desde su dolor edificó este verdadero proyecto de vida para los demás.

Patricia Gómez - una cruzada Sanitaria Florencia Genaro - todo un emblema de la belleza rosarina

En Rosario existe una organización médica humanitaria que trabaja en zonas donde la población es más vulnerable. Hace 3 años llegaron al Chaco, donde pusieron en marcha un proyecto de pediatría ambulatoria itinerante.

Patricia Gómez integra La Higuera, el grupo de entusiastas profesionales que tiene independencia política y se autofinancia con el aporte solidario de socios, empresas o artistas. Se trata de una ONG que funciona en base al modelo sanitario del doctor Esteban Laureano Maradona, cuyo principal objetivo fue lograr el pleno acceso a la salud.

 

Comenzó su carrera a los 14 años, cuando uno de los dueños de la agencia Hype (Buenos Aires) la conoció en Nativa, de Rosario. Su primer trabajo fue para D-mode, a lo que le siguió de inmediato la campaña de la reconocida diseñadora Jéssica Trosman.

A los 16 se subió por primera vez a un avión con destino a Londres. Allí la esperaba su primera tapa en la revista londinense GQ. Le siguieron varias notas de moda para las mejores publicaciones del mundo como Harpers Bazar, Elle y Vogue. A los pocos meses desfilaba para Louis Vouitton, Hermes, Galiano, Dior, Jil Sander, Lanvin y Moschino, En Argentina fue la imagen de Wanama, Melocotón y Trosman. Hoy, a los 17, sigue siendo la misma chica que todos conocieron, humilde, compañera y familiera.

Carlos Espeleta - un pesista local en Beijing

Considerado una gran promesa desde muy joven, a los 14 se instaló en el Centro de Alto Rendimiento Deportivo, en Buenos Aires. Con los años volvió a Rosario, donde tuvo que sobrellevar las dificultades de todo deportista del interior, en especial, por la falta de respaldo económico.

Siguió entrenando, lo que le permitió este año convertirse en el primer pesista rosarino de la historia en llegar a los juegos olímpicos. En algún momento pensó en abandonar, pero con mucho esfuerzo y el apoyo de su entrenador Hugo Palacios y de su familia, se preparó a conciencia y terminó logrando la única plaza masculina de Argentina en Beijing. Esa clasificación fue una verdadera batalla ganada, entre otros, a muchos dirigentes del ámbito nacional, que ya no lo tenían en cuenta.

certifica.com