Jueves 05 de

marzo de 2015

  • Ahora

    24 °C
  • VIERNES

    Min. 18 °C Max. 28 °C

  • SABADO

    Min. 18 °C Max. 29 °C

Los pájaros de otros tiempos

La destacada. No son pocos los que recuerdan nostalgiosos que, aproximadamente hasta principios de la década del 50, en el norte de Rosario, a ambos lados de la calle Baigorria, donde hoy están entre otros los barrios Fonavi, 1º de Mayo y Parque Field, había campos con alfalfa y maíz que le daban al lugar un aspecto típicamente rural.

El tiempo y la sabiduría

Cuando en la escuela o en familia cambiamos ideas con los jóvenes de distintas edades, podemos coincidir en muchas cuestiones, pero inevitablemente surgirán diferencias respecto a objetivos en el tiempo, proyectos de vida, política y en particular sobre el tema experiencia, que se nutre de años con vivencias aprovechadas y no sólo acumuladas.

La seriedad de un Parlamento

La destacada. En un canal de televisión europeo presencié un debate en el Parlamento de una ciudad alemana.

Lunes, 12 de mayo de 2008  01:00 | Cartas de Lectores

Ruido y descontrol por un boliche

Me sumo al pedido de Marcela Llena. No soy vecino del boliche que ella nombra, pero sí de otro que se encuentra en calle Dorrego entre San Juan y San Luis. Por esta zona también los descontroles son innumerables: peleas, gritos, botellas rotas, containers quemados y/o destruidos, orina por doquier, etcétera...

Me sumo al pedido de Marcela Llena. No soy vecino del boliche que ella nombra, pero sí de otro que se encuentra en calle Dorrego entre San Juan y San Luis. Por esta zona también los descontroles son innumerables: peleas, gritos, botellas rotas, containers quemados y/o destruidos, orina por doquier, etcétera. Los horarios pico en los cuales se producen los mayores acontecimientos bandoleros por parte de los adolescentes son entre la 1 y 2 (horario de entrada al boliche) y entre las 5 y las 6.30 (horario en que salen) de jueves a sábados. Increíblemente los patrulleros policiales (no tantos) y de la Guardia Urbana Municipal (GUM) deambulan, al menos por calle Dorrego, entre las 3 y las 4.30, por lo que no nos sirve de mucho. Yo pregunto: ¿cuál es el motivo, es sólo una cuestión de mala organización, desconocimiento sobre cuáles son los horarios pico (yo creo que sí lo saben), o la mala paga del Estado, por lo que quienes deberían hacer los controles se rehúsan a hacerlo? La solución, a mi criterio, sería, como decía Llena, poner como mínimo dos móviles policiales durante los horarios pico: uno en cada esquina y además un patrullero de la GUM que recorra la zona cada media hora.

 

Nicolás Scavuzzo, DNI 28.398.812,

dj_nick80@hotmail.com

certifica.com