La ciudad
Miércoles 23 de Noviembre de 2016

Constructores avalan la idea del municipio de endeudarse en dólares

Destacaron que el crédito permitirá realizar obras de infraestructura que derivarán en la creación de unos 10 mil puestos de trabajo.

El gabinete político de la intendenta Mónica Fein, junto al secretario de la Producción Ignacio del Vecchio, y el titular de Hacienda, Santiago Asegurado, se reunieron ayer con el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Franco Gagliardo, para brindarle detalles del endeudamiento por 200 millones de dólares que contraería el municipio para ejecutar obras de infraestructura y sanear los pasivos con proveedores del Estado. "Lo vemos como muy positivo, porque a través de la cadena de valor que genera la construcción se llegaría a unos 10 mil puestos de trabajo", destacó el empresario.

El encuentro contó además con la participación del secretario General del municipio, Pablo Javkin y el responsable de Gobierno, Gustavo Leone. También asistieron representantes del gremio de la construcción (Uocra), delegación Rosario.

Sobre la mesa de trabajo, los funcionarios repasaron aspectos del presupuesto 2017 presentado hace 20 días en el Concejo Municipal, que consta de 7 ordenanzas. Allí se destaca el pedido de endeudamiento por 200 millones de dólares con el Banco Municipal de Rosario y el Mercado Argentino de Valores, como organizador y coorganizador de los títulos públicos.

Este empréstito sería tomado a un plazo de 10 años en el mercado internacional, pero con un porcentaje en el local. Un 60 por ciento estará destinado a obras y bienes de capital, un 10 por ciento a la capitalización del Banco Municipal, un 3 por ciento a la modernización tecnológica del Estado y el 27 por ciento restante estará abocado a la reestructuración de pasivos en las arcas públicas rosarinas.

En cuanto a las obras de infraestructura, los dineros tendrán como finalidad el fortalecimiento de una veintena de centros comerciales barriales a cielo abierto, la reconversión del parque lumínico con tecnología de bajo consumo y la potenciación del alumbrado público, se acelerarán los tiempos en el programa de cloacas, se comprarán unidades del transporte urbano de pasajeros, se activarán las líneas de trolebuses M e I, se sumarán cámaras de videovigilancia y equipamiento en salud e higiene urbana.

Con la inyección de capitales en el Banco, se pondrá en marcha una línea de créditos hipotecarios para la adquisición y remodelación de viviendas.

Deuda positiva. Desde el sector privado, la CAC le dio su beneplácito a la toma de deuda a largo plazo y a una tasa internacional conveniente, similar a la que logró el gobierno provincial al colocar 250 millones de dólares a una tasa del 6,9 por ciento.

"Nos parece muy positivo que el Estado acuda al endeudamiento a largo plazo para la ejecución de obras de infraestructura, ya que resulta ilógico que proyectos que gozarán generaciones futuras se tengan que pagar de los gastos corrientes con el aporte de los contribuyentes", razonó Gagliardo.

Además de esta suerte de "equidad generacional" en las finanzas públicas para las obras, el empresario ponderó el "efecto dinamizador" que tendrá en la economía la puesta en marcha de proyectos de envergadura con aportes públicos.

"Este proceso genera mano de obra, sirve para el desarrollo productivo y genera condiciones de hábitat", remarcó el titular de la CAC, para hacerse eco de las estimaciones hechas por el municipio en relación al aumento de empleos. "La cadena de valor dará 10 mil trabajos y estimamos que, de ellos, unos 3 mil serán en el rubro de la construcción, pero en un contexto donde se produce un factor multiplicador virtuoso".

En cuanto al 27 por ciento del endeudamiento para la reestructuración de pasivos, también existió un aval de la entidad. "Mejoraría la situación de la Municipalidad con muchos proveedores, ya que resulta lógico conseguir mejores plazos y tasas cuando se afrontan deudas muy caras. Tener un beneficio financiero se traduciría en menos costos", subrayó.

Y en relación a la capitalización del Banco Municipal, Gagliardo puso de relieve que su vigorización podrá potenciar el crédito y por ende la construcción de viviendas de uso familiar.

"Si despolitizamos el tema y miramos cómo incidirá en el empleo y la industria de la construcción, indudablemente los beneficios son múltiples en un sector altamente golpeado", destacó el empresario.

Comentarios