Edición Impresa
Martes 29 de Septiembre de 2015

Consejos del “Gigoló”

Javier “Gigoló” Bazterrica, el último personaje mediático que ha dado la televisión argentina, fue uno de los protagonistas en la apertura de Fútbol Permitido, de la Televisión Pública.

Javier “Gigoló” Bazterrica, el último personaje mediático que ha dado la televisión argentina, fue uno de los protagonistas en la apertura de Fútbol Permitido, de la Televisión Pública. Vestido con una camiseta de Central, del que dijo ser fanático, saludó a todo el plantel canalla y les mandó un mensaje motivador a los hombres del Chacho Coudet. “Para Fútbol Permitido, de parte del Gigoló a todos… champán cristal, Puerto Madero, Central y toda la producción, todos…, all the night”, enumeró ante la cámara el Gigoló. Finalmente, y ante el pedido de la producción del programa de enviarles un consejo a los jugadores canallas, les recomendó que tengan relaciones sexuales “toda la semana” para estar entonados en la recta final del torneo. Y solicitó algo más: “En el festejo del gol griten «all the night»”.

¿Dónde está Francisco?

Lo último que se supo de él tuvo que ver con su sonora renuncia a la candidatura a gobernador bonaerense en el Frente Renovador de Sergio Massa, en junio pasado. Desde hace tres meses, es poco lo que se sabe de Francisco de Narváez, el diputado que derrotó a Néstor Kirchner en 2009 y que intentó, varias veces y sin éxito, gobernar la provincia de Buenos Aires. Versiones sobre sus planes hay muchas: que está por hacer las valijas e irse a Estados Unidos, que despidió a todo su personal cumpliendo con las indemnizaciones que exige la ley. Una sola cosa es verificable: en el barrio porteño Las Cañitas, uno de los edificios que oficiaban de búnker en sus épocas de gloria fue demolido, y en su lugar se está construyendo un edificio de departamentos.

Se olvidaron de un pasajero

Daniel Scioli encabezó un acto en San Juan junto al gobernador José Luis Gioja y el vice de su fórmula, Carlos Zannini. También se sumaron Julián Domínguez y Diego Bossio, quienes suman millas para un eventual gabinete nacional. Terminado el acto, se subieron a una Traffic —todos apretaditos— hacia el próximo destino. El chofer arrancó hasta que uno de los pasajeros gritó: “¡Pará, pará que falta Zannini!”. El conductor clavó los frenos y retrocedió en búsqueda del candidato a vice. Las risas surgieron en el viaje, por dejarlo de a pie al hombre de confianza de Cristina. Luego, sin el “Chino” cerca, alguien chicaneó: “¿Ya se lo quieren sacar de encima?”.

Comentarios