Policiales
Jueves 26 de Mayo de 2016

Confuso episodio en la identificación de la menor que ayer fue encontrada asesinada con signos de abuso y estrangulamiento

La mujer que ayer había identificado a la menor como su hija dijo que cometió un error, y que la misma esta viva. Más tarde apareció otra mujer que reconoció a la víctima como su sobrina.

Hoy se produjo un confuso episodio en el Instituto Médico Legal de la ciudad. Porque la mujer que ayer había identificado como su hija a la menor que fue hallada muerta ayer a la mañana en Lima al 2900 con signos de ahorcamiento y abuso dijo que había cometido un error, y luego apareció otra mujer y reconoció a la víctima como su sobrina.
María Alejandra Villalva había asegurado ayer que el cuerpo sin vida era de Astrid Villalba, de 13, años, quien se había ido de su casa hace aproximadamente un año. Pero hoy se presentó nuevamente diciendo que se había confundido, que no era su hija y que la misma se encontraba en la casa de su tía.
Tras este episodio, María Alejandra Villalba quedó demorada hasta que sus familiares se hicieran presentes con la menor y sus documentos.
Una hora después de este acontecimiento, se hizo presente en el Instituto Médico Legal una mujer que denunció que su sobrina de 13 años estaba desaparecida. Fue entonces cuando le dijeron que en el instituto tenían un cuerpo con características similares a las que ella describió. Y al proceder al reconocimiento identificó el cuerpo de la menor fallecida como su sobrina, Guadalupe Medina, de 12 años, quien estaba desaparecida.
Tras el reconocimiento positivo del cadáver, la mujer debe presentar los documentos de la menor para poder velarla.

Comentarios