la_region
Viernes 12 de Agosto de 2016

Conforman un consorcio regional para tratar el problema de la basura

Se reunieron en la ciudad San Jorge las autoridades de 12 localidades de esa zona. El objetivo es reducir los volúmenes y el impacto ambiental.

Un conjunto de 12 localidades del centro-oeste provincial suscribieron un acta de intención para la conformación de un consorcio regional que tendrá como finalidad trabajar y buscar soluciones conjuntas al problema de los residuos sólidos urbanos (RSU) en el marco de lo fijado por la ley provincial 13.055 de basura cero. Además de la Municipalidad de San Jorge, donde se llevó a cabo el acto, refrendaron su compromiso los gobiernos locales de Sastre, María Juana, Los Cardos, Garibaldi, Las Petacas, Castelar, María Susana, San Martín de las Escobas, Piamonte, Traill y Crispi.

   Si bien el grupo de poblaciones involucradas deberá definir, con el asesoramiento de la provincia, el proyecto más conveniente para la región, el objetivo central es reducir los volúmenes de basura a través de un sistema de tratamiento y disposición final de los desechos que permita bajar el impacto ambiental en toda la zona.

   Para concretar el proyecto las localidades intervinientes tendrán que contar con plantas de reciclado y convertir sus basurales a cielo abierto en vertederos de residuos controlados, los cuales funcionarán como estaciones de transferencia para derivar finalmente la basura a un centro regional que se emplazará en San Jorge por su ubicación geográfica estratégica y por la cantidad de generación de residuos, estimada en unas 14 toneladas diarias. Las autoridades municipales de esta ciudad aún evalúan cuál será el lugar preciso aunque todavía no está definido.

   Para el intendente anfitrión, Enrique Marucci, "es importante la conformación de este consorcio regional porque todas las comunidades trabajarán en equipo. Se intenta que no se ejecuten proyectos individuales porque resulta más difícil asumir costos y enfrentar soluciones tecnológicas".

   La secretaria de Medio Ambiente sanjorgense, Malena Marionsini, se mostró satisfecha por el compromiso asumido por las autoridades locales para trabajar el problema de la basura en conjunto. "De ahora en más trabajaremos en equipo para encontrar soluciones regionales a este tema tan importante como la gestión integral de residuos".


La hora del diagnóstico. Marionsini recordó que "aún no hay un diagnóstico de cada localidad. Una vez que se realice esa evaluación se determinará bajo qué sistema cada localidad resolverá la disposición de sus RSU. Esto significa que no se trata de trasladar a San Jorge la basura de toda la región, sino que cada localidad, dependiendo de su realidad, dispondrá de distintas tecnologías para lograr el propósito que indica la ley de basura cero".

   La funcionaria destacó que "se pautó que la primera tarea a concretar será la separación domiciliaria en cada localidad. Prácticamente si no lo hacemos de ese modo no podremos comenzar con los pasos posteriores. Se dispondrá así la disposición obligatoria y luego se evaluará qué tipo de residuos produce cada población, relacionada a los tipos de industria de cada urbe, para aportar soluciones específicas".


Organización. Marionsini precisó que "la idea es que el consorcio tenga personería jurídica y una reglamentación que le brinde autonomía para absorber toda la gestión integral de los residuos, desde la recolección al tratamiento en las estaciones de transferencia, pasando por la recuperación, la comercialización o la disposición final". Todo se logrará a través de la asistencia técnica del gobierno provincial y mediante el financiamiento provincial y nacional.

   La población de las localidades que se integraron al proyecto suma unos 68 mil habitantes que producen aproximadamente 54 toneladas diarias de RSU y ahora adecuarán sus formas de trabajo a lo que indica la ley 13.055 de basura cero. Esta norma, sancionada en 2009, fija el "principio de reducción progresiva de la disposición final de los RSU, con plazos y metas concretas, por medio de la adopción de un conjunto de medidas orientadas a la reducción en la generación de residuos, la separación selectiva, la recuperación y el reciclado".


El centro. El centro de tratamiento regional de San Jorge "no será un lugar para tirar residuos sino que será un ámbito propicio para la instalación de industrias de reciclado y en el que también se promoverá la creación de un vivero forestal", indicó Marionsini.


Comentarios