Edición Impresa
Lunes 18 de Julio de 2016

Conflictos de los Centenarios

La celebración de cada centenario pone en evidencia la tensión entre los pocos que tienen mucho y las mayorías que tienen derecho a un mínimo de dignidad.

La celebración de cada centenario pone en evidencia la tensión entre los pocos que tienen mucho y las mayorías que tienen derecho a un mínimo de dignidad. El primer centenario de la Revolución de Mayo (1910) guarda la imagen del presidente José Figueroa Alcorta recibiendo a la Infanta Isabel del Reino de España, mientras que con el estado de sitio se respondía a las tensiones sociales del incipiente movimiento obrero. En contraste, el bicentenario que presidió CFK tuvo una fuerte representación latinoamericana que le dio la concurrencia de los presidentes de Brasil, Chile, Ecuador, Venezuela, Uruguay, Paraguay y Bolivia. A su vez, el primer centenario de la declaración de la Independencia le tocó en suerte al presidente Victorino de la Plaza (1916), cargó con la incertidumbre que provocaba la Primera Guerra Mundial y coexistió con las enormes expectativas del reciente electo gobierno popular del radicalismo genuino, en el mes de abril de aquel año con la ley Sáenz Peña. Hipólito Yrigoyen representó a la vez al criollaje y a la inmigración, el pobrerío de las provincias y a los sectores nacionales. El Bicentenario de la Declaración del Congreso de Tucumán se encontró con el nuevo orden conservador devenido del estrecho margen de sufragios que le confirió la titularidad del PEN, en tanto representa los intereses de una minoría que desea tener cada vez más en perjuicio de los más humildes. La alocución del presidente Macri, interpretó insólitamente la supuesta angustia de los constituyentes, expresando que es "voluntad unánime e indubitable de estas Provincias romper los violentos vínculos que los ligaban a los reyes de España". Trató de justificar la impiadosa transferencia de ingresos llevada a cabo por la economía de banqueros e instrumentada a través del atroz incremento de las tarifas de los servicios públicos. Porque lo que tiene necesidad de ser justificado es la mala conducta no la buena, pidió aprender a consumir la menor cantidad de energía posible. Es prueba que: "En todas las épocas de la historia, ha existido oposición de las oligarquías, por un lado, y los intereses del pueblo, por el otro. Es evidente que la causa de todos los males de los Pueblos reside en la ambición e insensibilidad de las oligarquías" (Juan D. Perón, Filosofía Peronista). Cada centenario no hizo más que revelar la oposición de intereses y sus causas.

José Albrizio


Tarifas diferenciales


Sería justo y ecuánime crear una tarifa diferencial para las facturas del gas. Que paguen con aumento todos aquellos que consintieron y defendieron a ultranza el modelo K de los últimos 12 años (afiliados al FPV, y todos aquellos militantes y políticos que tuvieron relación con ese régimen) que a sabiendas y por conveniencia apoyaron el desbarajuste y saqueo que se estaba perpetrando en el colapsado sector energético, entre muchos otros sectores de la economía. Los que nunca estuvimos de acuerdo con ese despilfarro de la "década desperdiciada" no tenemos por qué pagar la "fiesta" que disfrutaron los que se beneficiaron con esa cleptocracia.

Horacio Landó

Gualeguaychú

Entre Ríos


Animales desprotegidos

Sabemos que lo que nos diferencia de los demás seres vivos, es la conciencia. La posibilidad de pensar, revisar y de actuar. Lo ocurrido con el perro comunitario de barrio Matheu, donde un vecino lo mató atravesándolo con un hierro, y por el que piden un año de prisión, es ciertamente repulsivo. Afortunadamente el compromiso y participación de la gente, hizo que lo sucedido saliera a luz y que además se encaminara como debe ser. La intervención judicial frente a lo mencionado, es una forma de poner límite a este tipo de casos. Estas conductas están penadas por ley y el responsable deberá hacerse cargo. Los animales tienen derechos como sabemos todos. La inacción, aumentaría que algunos dispongan de la peor forma de nuestros hermanos menores, como San Francisco decía al respecto. El perro abandonado había encontrado cariño y protección de cuantos se lo propinaban con solidaridad y afecto. Su reconocimiento residía en acompañar a determinados lugares, a chicos y adultos. Ayudar a disminuir que la impunidad siga estando sin sanción entre nosotros, clama real participación. Los casos de seres humanos donde la desprotección esté en vigencia, necesita también firmeza que sume a concretar lo que corresponde. La autoridad y la libertad mal enfocada, conducen a hacerse responsable de lo que de ella se desprende. La actitud deplorable de este sujeto, pone en la cúspide la crueldad llegada al extremo.

Nora E. Cardarelli


Necesito calma a mi dolor

En 1971, siendo muy joven, tuve un accidente automovilístico en el cual sufrí fractura de fémur y tobillo y un golpe fuerte en el talón derecho. Fui derivada al sindicato automotor Smata y fui atendida por cuatro médicos que prácticamente no tuvieron conocimiento de mi patología. Me hicieron tracción (elevación de pierna) estuve dos semanas así. Me colocaron un yeso de la cadera al pie, sin anestesia, sufrí horrores y además medicada con barbitúrico. Volví a mi casa, al poco tiempo comencé con fuertes dolores en el talón, el cual no fue considerado en su momento. Me practicaron una ventanita al yeso y me calmó en el momento, pero ya tenía una úlcera por falta de atención. Tuve seis meses de cama, cada dos meses me hacían un control, cuando me quitaron el yeso parecía que estaba todo normal, pero no podía volver a caminar y sentí que algo no estaba bien. Mi familia decidió que me atendieran en el hospital de Granadero Baigorria con buenos profesionales y con experiencia. Me tomaron placas y en ellas notaron que la atención no había sido como correspondía, en conclusión un desastre, comencé a vivir un nuevo calvario. De ahí en más me practicaron seis operaciones, injertos, tornillos en el tobillo, placas en el fémur, calmantes sin resultados. Hace 44 años que convivo con dolores de talón y pie, y como tengo dificultad para caminar, me repercute en la rodilla y en el equilibrio. Consulté traumatólogos y cirujanos, y no me dan garantías por el tiempo transcurrido, y los que me dan algo de esperanza tienen un costo que no está a mi alcance. En este momento me siento desesperanzada y preocupada por mi situación, por eso le pido a la sociedad toda y a personas entendidas en el tema, si me pueden ayudar. ¿Quiénes son los responsables de autorizar a médicos sin previo conocimiento de ejercer la profesión, el gobierno de la provincia o el colegio médico?

DNI 4.795.059

droman@tux-solutions.com

Comentarios