Policiales
Miércoles 10 de Agosto de 2016

Confirmaron 30 años de prisión a un barrabrava de Colón por un homicidio

La Cámara Penal de Santa Fe confirmó la sentencia a 30 años de prisión para Juan Abel Leiva, líder de la barrabrava de Colón, por el homicidio de Walter González Montaner y el intento de homicidio de Fabricio Alarcón.

La Cámara Penal de Santa Fe confirmó la sentencia a 30 años de prisión para Juan Abel Leiva, líder de la barrabrava de Colón, por el homicidio de Walter González Montaner y el intento de homicidio de Fabricio Alarcón. La condena se unificó con una anterior, por lo que deberá pasar tres décadas tras las rejas. En el marco del juicio, en 2012, Rubén Moncagatta, quien era vicepresidente de la institución sabalera se ofreció como empleador para que Leiva tuviera salidas laborales.

Según informó el periodista Nicolás Lovaisa en su blog, con la firma de los jueces Sebastián Creus, Roberto Prieu Mántaras y Martha Feijoó, la Cámara confirmó la condena impuesta a "Quique" Leiva por el asesinato de González Montaner y las heridas producidas a Alarcón el 13 de octubre de 2013 en un bar del centro santafesino.

El juez Enrique Alvarez había condenado en primera instancia al líder de la barra sabalera a 17 años de prisión y una pena unificada de 24 años, ya que purgaba condena por otro homicidio. Los abogados querellantes, Federico Lombardi y Zulema Rivera, y el fiscal Jorge Andrés apelaron la sentencia. Y ahora la Cámara condenó a Leiva a 30 años de prisión.

Pelea y tiros. La mañana del domingo 13 de octubre de 2013 González Montaner, que trabajaba como patovica en el local nocturno El Sheik, se encontraba en el bar Fiji después de haber concluido su jornada. Había cerca de 30 personas allí cuando se desató una pelea y uno de los presentes sacó un arma de fuego y disparó contra González Montaner provocándole la muerte. También hirió a Alarcón.

Poco después el vicepresidente del club, Rubén Moncagatta, se ofreció como empleador de Leiva en una cooperativa que dirigía para que el barra pudiera disfrutar de salidas laborales ya que cumplía una condena previa por homicidio en la cárcel de Coronda. Pero el trámite no llegó a concretarse porque a los pocos días Quique fue acusado de iniciar un incendio en su pabellón.

La noche del asesinato de González Montaner, junto a Quique estaban su hermano, Orlando "Nano" Leiva y Jorge Alberto "Kaki" Muñoz, también ligados a la barra y a la gestión Lerche. Nano fue condenado a 2 años y un mes de prisión por el homicidio en riña de Fabricio Echagüe, ocurrido el 29 de marzo de 2015, y en 2012 fue uno de los detenidos en Paraguay tras la eliminación de Colón de la Copa Sudamericana, a manos de Cerro Porteño. En aquella ocasión, el club pagó 97 mil pesos por la liberación de los hinchas.

Por su parte, Muñoz fue filmado por un programa de TV cuando dialogaba con un dirigente al que le exigía ingresar en un partido de visitante ante Chacarita, en cancha de Argentinos Juniors, poniendo de manifiesto una vez más la relación entre barras y Comisión Directiva.

Comentarios