La ciudad
Martes 17 de Mayo de 2016

Confirman que el chofer fue asesinado al resistir un robo

La investigación del crimen del taxista Vicente del Greco, apuñalado el sábado a la noche en Villa Gobernador Gálvez, arrojó que el chofer fue atacado al resistir un asalto, ya que del vehículo faltó su billetera con una cantidad no determinada de dinero.

La investigación del crimen del taxista Vicente del Greco, apuñalado el sábado a la noche en Villa Gobernador Gálvez, arrojó que el chofer fue atacado al resistir un asalto, ya que del vehículo faltó su billetera con una cantidad no determinada de dinero. Mientras se revisan las grabaciones de cámaras públicas y privadas para dar con el autor, el GPS del taxi permitió reconstruir el recorrido que realizó antes de herido con una daga detrás del cementerio municipal villagalvense.

"No pudimos encontrar el dinero, la billetera no estaba en poder de la víctima", dijo en rueda de prensa el fiscal de la Unidad de Homicidios Adrián Spelta. En base al recorrido se pudo determinar que el atacante subió al taxi como pasajero en la zona sur de Rosario, a la altura de Mitre y Arijón, y de allí pidió ser trasladado hasta Temporelli y calle pública de Villa Gobernador Gálvez, donde según los primeros elementos de la investigación el chofer fue asaltado, se resistió y lo apuñalaron.

La víctima alcanzó a decirles a los médicos de la ambulancia que el agresor era uno solo y que había subido al taxi como pasajero, aunque no pudo dar una descripción física. El taxista de 67 años fue agredido cerca de las 20 del sábado y desde allí fue trasladado al Hospital Gamen con dos profundos puntazos en el pecho. Luego fue derivado al Clemente Alvarez, donde falleció doce horas después.

El arma es una daga de 30 centímetros que fue encontrada cerca de los pedales del Fiat Siena RA 1063 que conducía la víctima, cuya licencia pertenece a su esposa. El arma fue peritada por la Policía de Investigaciones (PDI), que no encontró huellas dactilares, y se resguardó para ser examinada por otro organismo con tecnología específica . También se hallaron "teléfonos celulares que se están peritando para ver si pertenecen al taxista", indicó Spelta.

La pesquisa se centra en el seguimiento del GPS del taxi y el análisis de las cámaras públicas y particulares. Las primeras, situadas en la avenida San Martín en los cruces con Arijón, Batlle y Ordóñez y Circunvalación. Las otras se buscan en la cuadra donde el atacante subió al taxi. "Personal de PDI está recorriendo las cámaras privadas de la zona donde la persona podría haber estado caminando antes de ascender al vehículo", añadió el fiscal.

Del recorrido que realizó del Greco se sabe que partió con un viaje desde Junín al 100, en la zona norte de Rosario, y avanzó por la costa y la avenida de Circunvalación hasta las torres del barrio Municipal de Grandoli y Lamadrid. Allí concluyó el viaje y circuló libre por Avenida del Rosario y por Arijón. Por esa arteria siguió hacia el oeste hasta Mitre, donde lo abordó un pasajero.

Desde allí avanzó dos cuadras hacia al norte y dobló en Hilarión de la Quintana, recorrió cien metros y retomó hacia el sur por avenida San Martín. Siguió hasta cruzar por debajo del puente de Circunvalación, dejó atrás los últimos barrios de Rosario y a la altura del cementerio municipal de Villa Gobernador Gálvez dobló a la izquierda por Temporelli. A los pocos metros se precipitó el desenlace. El chofer no activó el botón de pánico. "Lo que se sabe es que ahí es abordado y resiste el asalto", dijo el fiscal, que en la semana entrevistará a familiares de la víctima.

En tanto, indicó que "se esperan los informes de la empresa para la cual prestaba servicio", el radiotaxi 380.000, para que especifique "si llegó a Arijón y Mitre por un llamado telefónico o si fueron circunstancias de su ubicación". Asimismo, precisó que "el reloj del taxi estuvo activado en el trayecto de Junín hasta Lamadrid y Grandoli y se desactivó hasta que ascendió el pasajero rumbo al destino final.

Comentarios