Policiales
Viernes 11 de Noviembre de 2016

Confirman absolución de un joven por un crimen de hace seis años

Brian Marcelo Derminio hoy tiene 23 años y estuvo más de un lustro acusado de matar a Emiliano Arduvino y herir a otro chico en Tablada

Seis años después de ser acusado por un ataque a balazos en el que murió un adolescente de 15 años y resultó herido otro de 17, Brian Marcelo "Pastelito" Derminio fue definitivamente desvinculado del caso. Un camarista penal consideró, como lo sostuvo la defensa del acusado desde un primer momento, que "la investigación fue deficiente, que en cuatro años no se presentaron pruebas firmes y que el caso expuso falencias del modelo de juzgamiento de menores". De todos modos el muchacho, que al momento del hecho tenía 17 años y hoy ya cumplió 23, sigue preso purgando una condena por tentativa de homicidio.

La resolución corresponde al camarista Guillermo Llaudet, quien confirmó el sobreseimiento de Derminio dictado el 15 de marzo del 2016 por la jueza de Menores Gabriela Sansó ante la "ausencia de evidencias" para atribuirle el episodio ocurrido el 16 de marzo de 2010.

Lluvia de tiros. Cerca de las 15 de aquel día, una lluvia de balazos cayó en pasaje Médici al 4600. Dos de esos proyectiles alcanzaron a Emiliano Cristian Arduvino, quien vivía en inmediaciones de Berutti y Amenábar y murió en el acto. La víctima tenía prontuario abierto, según dijo la policía, y la motivación del crimen habría sido la disputa territorial por la venta de drogas. En tanto Ezequiel M., de 17 años, fue alcanzado por un par de proyectiles en las piernas y su vida no corrió peligro.

Los investigadores relataron que el ataque provino de dos hombres que llegaron al lugar en una moto. Uno de ellos descendió del rodado y abrió fuego sin mediar palabras. Arduvino murió en el lugar y el otro chico, malherido, corrió por un pasillo dejando rastros de sangre.

Condenados. Por el crimen y el intento de homicidio fueron condenados en una primera instancia Carina Derminio (madre de "Pastelito"), a quien la Justicia le atribuyó la instigación del hecho; y su pareja, Darío Sebastián Gaitán, como autor material del mismo. Mientras a "Pastelito" la jueza Sansó le dictó la falta de mérito al tener en cuenta que "no fue señalado en la rueda de personas" y que "el joven herido en el ataque no fue localizado para que participe de la misma medida".

La decisión de Sansó fue apelada por la fiscal de Cámaras María Eugenia Iribarren. La responsable de la acusación sostuvo que la jueza de Menores "no analizó toda la prueba y no tuvo en cuenta que la madre (de Derminio) y su pareja fueron condenados después de que la rueda de reconocimiento a su hijo se frustró". También afrimó que "las declaraciones testimoniales eran suficientes para atribuirle su participación en el episodio".

Fuera de plazo. A su turno Marcos Cella, defensor de Derminio, pidió confirmar la resolución de primera instancia e indicó que "los plazos de instrucción estaban agotados". "Los testigos se contradijeron, sostuvieron que los autores eran un tal Curly y un tal Tatu, quien sería una persona distinta a Derminio", planteó. Y agregó: "En seis años la Fiscalía no hizo nada, no sumó pruebas y ahora apeló sin lógica alguna". El asesor de Menores, Daniel Papalardo, adhirió a esa postura.

En la resolución, Llaudet argumentó que la "pretensión de la Fiscalía de permitir la acusación luce paradojal ante el derrotero de la causa que nunca truncó la posibilidad de que se verificara una acusación, que siempre se verificó o ausente, o en línea con la solución finalmente adoptada".

El magistrado sostuvo que el hecho ocurrió en marzo de 2010 y las actuaciones llegaron al juzgado de Menores en diciembre del 2011. "Eso expuso con crudeza las falencias del sistema de juzgamiento de menores. Se estructuró con copias de lo actuado en el juzgado de Instrucción ( donde se investigó a la madre de Derminio y su pareja)", señaló.

Llaudet también afirmó que "casi cuatro años transcurrieron sin que nada se hiciera ni ninguna actuación desplegara quien hoy reclama se le habilite acusar. Insisto en que nada ni nadie se lo impidió". Finalmente resolvió remitir la resolución al procurador de la Corte Suprema, Jorge Barraguirre, para que disponga el "deslinde de responsabilidades consecuente con la inacción evidenciada en la causa".

Comentarios