Política
Martes 06 de Septiembre de 2016

Confianza en el diálogo con la CGT para evitar un paro

El presidente Mauricio Macri relativizó ayer el llamado de las dos CTA a la CGT para que se sume a un posible paro nacional contra el gobierno al sostener que confía "en el diálogo" que tiene con la central obrera reunificada.

El presidente Mauricio Macri relativizó ayer el llamado de las dos CTA a la CGT para que se sume a un posible paro nacional contra el gobierno al sostener que confía "en el diálogo" que tiene con la central obrera reunificada.

Además, alertó que las entidades conducidas por Hugo Yasky y Pablo Micheli "siempre tuvieron una situación muy extrema", a la vez que advirtió que, si bien "nadie tiene la verdad, cada uno tampoco se crea que tiene derecho a enojarse".

En esa línea, sostuvo que "hay que sentarse a una mesa" para que "cada uno" ayude a "encontrar la mejor solución para que más gente tenga trabajo y, cada día, pueda vivir mejor".

"Sobre la CTA diría que siempre tuvo una situación muy extrema. Confío en el diálogo que estamos manteniendo con la CGT, las distintas corrientes (de esa central obrera) que, por suerte, ahora se han unificado", afirmó.

Desde China, el primer mandatario advirtió: "La fragmentación en el empresariado, en el sindicalismo y en la política no ayuda a este sueño de que logremos fijar políticas de Estado en la mayor cantidad de sectores. Generalmente, logra lo contrario".

"Con los sindicatos estamos hablando. Con muchos, como el de la energía (eléctrica), el petróleo y el automotriz. Lo hacemos con muchos sectores (gremiales) buscando qué tenemos que hacer, cuáles son las inversiones que hay que encarar y qué tenemos que destrabar", manifestó.

El jefe del Estado dijo que "la ley pyme viene en esa dirección, la ley del primer empleo viene en esa dirección y la ley de ART, que se está discutiendo, viene en esa dirección".

"Qué cosas tenemos que hacer para mejorar el funcionamiento del proceso de inversión, de generación de empleo porque, acá, lo único importante es generar trabajo de calidad para que se reduzca la pobreza en Argentina", subrayó.

Fue entonces cuando Macri instó: "Hay que estar todos juntos en una mesa, usando toda la inteligencia que tengamos. Gobierno, gremios, sector empresario y universidades".

"Hay que sentarse a una mesa y cada uno encontrar la mejor solución para que más gente tenga trabajo y, cada día, pueda vivir mejor", finalizó el presidente.

La semana pasada, las dos CTA, algunos gremios de la CGT reunificada, otras corrientes sindicalistas, organizaciones sociales, partidos políticos de izquierda y un sector del peronismo realizaron durante tres días una Marcha Federal por varias provincias, que finalizó con un acto multitudinario el viernes en la Plaza de Mayo.

La movilización había sido convocada principalmente por Yasky "contra el tarifazo, los despidos y el ajuste".

Comentarios