El Mundo
Martes 12 de Julio de 2016

Condenas en Paraguay por la matanza que derribó a Lugo

Once campesinos paraguayos fueron condenados a penas de cuatro a 30 años de prisión por un tribunal que los encontró culpables de la llamada "masacre de Curuguaty".

Once campesinos paraguayos fueron condenados a penas de cuatro a 30 años de prisión por un tribunal que los encontró culpables de la llamada "masacre de Curuguaty". Este sangriento episodio derivó en 2012 en la destitución por el Congreso del presidente Fernando Lugo.

Las once condenas fueron por "invasión de inmueble ajeno" explicó el presidente del Tribunal, Ramón Trinidad Zelaya, aunque en algunos casos "se comprobó que se cometieron hechos punibles" como robo, abigeato y homicidio. El mayor castigo fue para el dirigente campesino Ruben Villalba quien deberá purgar una pena de 30 años de cárcel, mientras que Luis Olmedo irá a la cárcel por 20 años. La defensa dispone de diez días para apelar y después habrá otros diez días para que se pronuncien los fiscales.

A cuatro años del enfrentamiento a balazos entre civiles y policías, muchos se preguntan porqué se investigó sólo la muerte de policías y no la de campesinos en el incidente. El episodio se inició con una ocupación de tierras privadas por un movimiento campesino. Cuando la policía ingresó a desalojarlos se produjo un violento enfrentamiento a tiros. El presidente del tribunal, explicó que "ese tema está en la órbita de la fiscalía de derechos humanos" y que su tribunal solamente se le presentó la causa de los policías.

La "masacre de Curuguaty" ocurrió el 15 de junio del 2012. En el choque armado murieron 11 campesinos y seis policías, incidente que derivó en el juicio político de presidente Fernando Lugo, destituido por el Congreso.

Comentarios