Abuso sexual
Miércoles 16 de Noviembre de 2016

Condenaron a prisión perpetua a un visitador médico por el crimen de su expareja

La Suprema Corte bonaerense dejó firme la condena a 24 años de prisión por "homicidio simple agravado por haberse cometido con arma de fuego en concurso real con abuso sexual agravado".

La Suprema Corte de Justicia bonaerense confirmó la condena a 24 años de prisión impuesta a un visitador médico por haber violado y asesinado hace 11 años en la ciudad de La Plata a su expareja, una médica nutricionista.
El condenado es Agustín Arrien, quien en agosto de 2010 fue sentenciado por el homicidio y abuso sexual de Ana María Rossi, quien murió tras agonizar durante seis meses.
El fallo, que lleva la firma de Hilda Kogan, Héctor Negri, Eduardo Pettigiani y Juan Carlos Hitters, rechazó los recursos extraordinarios de nulidad e inaplicabilidad de ley presentados por la defensa.
Los abogados de Arrien plantearon, entre otras cuestiones, que durante el juicio no se pudo acreditar que haya existido abuso sexual e insistieron en que se trató de una relación consentida.
Sin embargo, la Suprema Corte valoró los numerosos testimonios brindados en el juicio por médicos que asistieron a la víctima y que detallaron las lesiones de desgarro que presentaba.
La defensa también había resaltado otros errores de la sentencia que el Tribunal de Casación dictó sobre el caso, referidos a una firma de un juez y al año en que fue emitida, pero la jueza Kogan, en su voto, consideró que se trató de fallas "materiales" que no afectaban el fallo.
De esta forma, quedó firme la condena a 24 años de prisión por "homicidio simple agravado por haberse cometido con arma de fuego en concurso real con abuso sexual agravado".
De acuerdo a lo establecido en el juicio oral, el hecho comenzó el 3 de octubre de 2005, cuando Arrien esperó a la médica y, con la excusa de querer dialogar, se ofreció a llevarla hasta un restaurante de City Bell, donde ella tenía programada una cena.
Los pesquisas determinaron que, en el trayecto, el hombre intentó convencer a Rossi de retomar la relación amorosa que había mantenido con ella, ante lo cual la mujer volvió a negarse argumentando que deseaba restablecer su matrimonio.
Esto alteró a Arrien, quien desvió el auto hasta un descampado de la localidad de Villa Elisa, donde la violó vía anal para luego descerrajarle dos tiros en la cabeza y otro en su mama izquierda.
Arrien abandonó a la mujer en el auto y se dirigió a la comisaría local, donde denunció el robo del vehículo y el rapto de su acompañante por parte de delincuentes.
Rossi fue encontrada al día siguiente agonizante, con síntomas de hipotermia y casi en estado de coma, tras lo cual fue llevada al Hospital San Roque de Gonnet, donde falleció seis meses después, el 15 de abril de 2006.
En la declaración ante la Justicia, el visitador médico confesó que había baleado a su exnovia médica dentro de su propio auto en medio de una discusión por la relación sentimental que habían interrumpido tres meses antes.
Luego, quedó detenido y fue trasladado a la Unidad Penal 25 de Lisandro Olmos, un penal destinado sólo a evangelistas.
Posteriormente, el Tribunal Oral en lo Criminal número 5 de La Plata lo condenó a 24 años de prisión, pena que luego fue ratificada por Casación y ahora por la Suprema Corte.


Comentarios