Policiales
Jueves 08 de Septiembre de 2016

Condenado por intento de robo e imputado por un ataque a balazos

Maximiliano Fabián "Moncho" Gauna tiene 20 años y fue condenado en un juicio abreviado a 3 años y 4 meses de cárcel por una tentativa de robo. A eso, un fiscal le atribuyó un intento de homicidio ocurrido en mayo pasado en barrio Ludueña, hecho cometido antes de ser detenido por el intento de asalto. En ese marco, ayer una jueza penal le dictó la prisión preventiva por 60 días a la espera de un informe del juzgado de Ejecución Penal para saber si el joven acusado puede acceder al beneficio de una salida transitoria.

Maximiliano Fabián "Moncho" Gauna tiene 20 años y fue condenado en un juicio abreviado a 3 años y 4 meses de cárcel por una tentativa de robo. A eso, un fiscal le atribuyó un intento de homicidio ocurrido en mayo pasado en barrio Ludueña, hecho cometido antes de ser detenido por el intento de asalto. En ese marco, ayer una jueza penal le dictó la prisión preventiva por 60 días a la espera de un informe del juzgado de Ejecución Penal para saber si el joven acusado puede acceder al beneficio de una salida transitoria.

El fiscal Ademar Bianchini acusó a "Moncho" de haber baleado a Sebastián Borelli el 10 de mayo del año pasado. A las 14 de aquel día, según reconstruyó el responsable de la acusación, cuando Borelli caminaba con su hermano de 16 años por el cruce de De la Salle y Solís, en la zona noroeste de la ciudad, Gauna se acercó a ellos desde atrás y sin que haya habido un diálogo previo le disparó un balazo que a Sebastián le atravesó un glúteo. Después pulsó nuevamente el gatillo de una pistola calibre 9 milímetros, pero los proyectiles no salieron porque se trabó el arma.

Borelli se desplomó inconsciente al suelo y fue trasladado al Policlínico Eva Perón de Granadero Baigorria, donde los médicos determinaron que su recuperación le llevará más de un mes.

Sindicado. En la audiencia de ayer, Bianchini recordó los dichos del hombre baleado acerca del incidente que sufrió. "Estaba caminando con mi hermano por De la Salle y Solís y en ese momento vino una persona desde atrás y me tiró un balazo en el glúteo. Llegué a verlo, pero no quiero dar el nombre porque es de una barrita peligrosa", declaró Borelli.

El hermano de Borelli también apuntó a Gauna como quien atacó a su familiar. "Fue el Moncho", afirmó el adolescente. A su vez, un testigo comentó que quien disparó era "un hombre encapuchado vestido con campera negra y vaquero". La otra evidencia que exhibió el fiscal fue que el muchacho imputado fue señalado en rueda de personas por las víctimas.

"No lo hice". Sin embargo, Gauna negó haber participado en el ataque. "Me están acusando de algo que no hice. Estoy pagando por algo que sí hice. Lo conozco del barrio (a la víctima) pero nunca le hice nada. Dijo que me llamaba Sotelo pero mi apellido es Gauna. Lo que pasa es que le dio una puñalada a un pibe del barrio que falleció y por eso empezó a tener problemas. La novia que es de una banda de narcos le dijo que fui yo, pero ese día yo estaba con mi esposa", señaló ante la mirada de su joven esposa que sostenía un bebé en sus brazos.

A su turno, la defensora pública Silvana Lamas objetó la rueda de personas realizada en los Tribunales provinciales en la que fue apuntado como el autor del cruento incidente. "Es lógico que lo hayan reconocido porque se conocen del barrio", afirmó la letrada. Lamas también señaló que uno de los testigos del hecho no pudo determinar quién era el autor del violento episodio.

Finalmente, Gauna fue imputado de tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación ilegítima de arma de fuego. Y la jueza penal Patricia Bilotta le impuso la prisión preventiva por 60 días y aceptó el pedido del fiscal Bianchini para que el juzgado de Ejecución Penal informe la posibilidad de otorgamiento de una salida transitoria.

Comentarios