la_region
Martes 01 de Noviembre de 2016

Condena por homicidio y objeción al sistema 911

El tribunal oral penal de la capital santafesina dictó ayer condena de 20 años de prisión efectiva a los tres acusados por el homicidio de la menor Serena Martínez, la niña de siete años que en noviembre de 2013 murió alcanzada por un balazo mientras se encontraba jugando en el Club de Regatas de Santa Fe, como derivación de un enfrentamiento a balazos entre dos facciones gremiales en el distrito de Alto Verde.

El tribunal oral penal de la capital santafesina dictó ayer condena de 20 años de prisión efectiva a los tres acusados por el homicidio de la menor Serena Martínez, la niña de siete años que en noviembre de 2013 murió alcanzada por un balazo mientras se encontraba jugando en el Club de Regatas de Santa Fe, como derivación de un enfrentamiento a balazos entre dos facciones gremiales en el distrito de Alto Verde.

El fallo unánime del tribunal colegiado integrado por los jueces Orlando Pascua, Jorge Pegassano y Darío Sánchez, además de condenar a Luis Antonio Cabrera, Lucas Maximiliano Fernández y Carlos Roberto Vega tuvo una particularidad. Remitió copia de las actuaciones al Ministerio Público Fiscal a los efectos de investigar a funcionarios policiales por la posible comisión de ilícitos, y ofició al jefe de policía "a los fines de (que proceda a) capacitar a los operadores del 911", que la fatídica tarde recibió más de 30 llamados alertando sobre el tiroteo. Sin embargo, los patrulleros demoraron más de media hora en acudir al lugar desde donde partieron los disparos que terminaron con la vida de la menor. Los abogados que patrocinaron en el juicio a la familia Martínez anunciaron ayer que iniciaran una demanda por daños y perjuicios contra la repartición policial.

"Aunque nada me devuelve a mi hija, ahora se hizo justicia", clamó Facundo el padre de Serena, cuyos familiares siguieron la audiencia con estoicismo y se mostraron conformes con la sentencia dictada por el tribunal.

Comentarios