Información Gral
Martes 26 de Julio de 2016

Concertó una cita en Badoo, pero lo engañaron, lo drogaron y le desvalijaron la casa

La víctima, de 56 años, fue a un supuesto encuentro con una mujer que conoció en una red de citas. Sin embargo, al llegar a un departamento fue drogado y los delincuentes robaron su casa. Luego, lo abandonaron en Avellaneda.

Un hombre de 56 años fue engañado en una falsa cita que había concretado a través de una red social y fue sorprendido por delincuentes que lo amenazaron, lo drogaron y le sacaron las llaves de su casa en Balvanera, hasta la que fueron a robar y mantuvieron como rehén a su hija y a otra familiar mientras se apoderaban de dinero y objetos de valor.
Fuentes policiales aseguraron que el hombre engañado también permaneció retenido mientras se concretaba el robo en su casa, hasta que lo dejaron abandonado en la zona de Monserrat y, desorientado, caminó hasta el partido bonaerense de Avellaneda, donde finalmente se dirigió a una comisaría.
Los investigadores explicaron que el hecho ocurrió hoy poco después de la medianoche, cuando la víctima, un comerciante dedicado a la venta de platería y bijouterie, salió de su casa en Sarmiento al 2000, en el barrio de Balvanera, en dirección a un hotel cercano en el que se encontraría con una mujer a la que conoció a través del sitio www.badoo.com.
Según relataron los voceros, cuando el hombre llegó al lugar de la cita, en Avenida de Mayo al 1300, fue sorprendido por tres delincuentes armados que lo abordaron, lo privaron de su libertad, lo golpearon repetidamente y lo llevaron a un lugar de cautiverio. Allí, de acuerdo a su relato ante los investigadores, lo ataron a un sillón y lo forzaron a ingerir varias pastillas que le produjeron un fuerte efecto de somnolencia.
Los investigadores determinaron que, luego, dos de los asaltantes tomaron su teléfono celular, lo fotografiaron atado y amordazado, se dirigieron hasta su departamento del edificio de la calle Sarmiento y, cerca de la 1 de esta madrugada, ingresaron con sus llaves.
Una vez adentro, despertaron a la hija de 19 años del comerciante y a una tía de ésta, una mujer de nacionalidad uruguaya de 52, y las redujeron sin problemas.
Luego de maniatar a la mujer mayor y encerrarla en el lavadero de la vivienda, los ladrones le mostraron a la chica la foto de su padre y la amenazaron con lastimarlo si no les indicaba la ubicación del dinero y otros valores.
Pese a la colaboración de la joven, los delincuentes sólo consiguieron hacerse con 300 pesos en efectivo, un teléfono celular, un anillo y el vestido de su fiesta de 15 antes de que también la ataran de pies y manos, la dejaran encerrada en el lavadero y escaparan del edificio.
Momentos más tarde, las mujeres comenzaron a gritar en pedido de auxilio, hasta que alrededor de las 2.30 los vecinos se comunicaron con el servicio de alerta 911 y poco después llegaron al lugar los efectivos de la comisaría 5ª porteña, quienes debieron pedir la colaboración del cuerpo de Bomberos de la PFA para que derribara la puerta blindada.
Mientras las autoridades liberaban a las mujeres y éstas comenzaban a relatar lo sucedido, recibieron una llamada al teléfono de la casa en la que un hombre avisaba que acababa de socorrer al padre de la chica, que lo había encontrado extraviado y drogado en el partido de Avellaneda y que lo estaban llevando a la comisaría 2ª de dicho distrito.
Los investigadores creían hoy que luego de finalizar el robo en la casa, los asaltantes abandonaron al comerciante en la avenida Independencia al 400, en el barrio de Monserrat, y éste, desorientado por las pastillas, caminó hasta el lugar donde lo hallaron.
Una ambulancia del Same fue a buscarlo a Avellaneda y lo trasladó al hospital Ramos Mejía, donde los médicos de guardia lo revisaron y constataron que estaría bien tan pronto se le pasara el efecto de las drogas. Interviene en la causa la Fiscalía de Instrucción Criminal 35, a cargo de Romina Monteleone.

Comentarios