Escenario
Lunes 03 de Octubre de 2016

Con un living descontracturado, Novaresio debutó anoche con el programa "Debo decir"

El primer programa del "late night show" conducido por Luis Novaresio propuso entrevistas en dos horas sin cortes publicitarios.

Retratado como "la barba con más onda de la televisión argentina", el periodista Luis Novaresio guió con precisión periodistica, simpatía y una habitualidad casi familiar, el primer programa de "Debo decir", un living descontracturado de domingo a la noche que pretende ofrecer un show de reportajes de actualidad con invitados de diferentes campos y pensamientos.

El formato escogido es un "late sunday night show", propio de la televisión norteamericana, es decir, un envío de entrevistas, provisto de humor y actualidad, invitados de coyuntura y de los otros, con un living como ámbito de socialización y música en vivo.

programa02.jpg

"Debo decir" proviene de una muletilla utilizada por periodista rosarino que hasta podría sintetizar su compromiso profesional, si se refiere a la información comunicada públicamente, que, obligatoriamente, estará más allá de los límites de las pareceres y opiniones personales.

El envío cuenta además con la participación de la periodista, en un rol también de asistente, Mina Bonino, con Estela Montes como locutora, con la amenización musical a cargo de la París Jazz Club, y con Liliana Parodi como productora general.

Presentados entonces como estrellas y en dirección al living, los invitados fueron de a uno respondiendo a las primeras inquisitorias del conductor. El sindicalista Hugo Moyano, el neurocientífico Facundo Manes, la periodista María Julia Oliván y el conductor televisivo Ronnie Arias conformaron un compacto grupo de reporteados con un ritmo afable y fragmentario, y entre los que, según Novaresio, había varios presidenciables (Moyano, Manes y David, sic).

programa01.jpg

La actriz Cecilia Dopazzo ocupó la sexta silla, luego de llegar tarde justificada por su salida del teatro donde ofrece la obra "Falladas".

Entremezclando temas como política, sexo, educación y periodismo, un único e inmenso bloque de más de dos horas que tuvo un único insert, un simpático "Nadie resiste un archivo".

Debo decir VIDEO

Contexto televisivo. Es necesario contextualizar la apuesta del canal del cubo, en el marco de la política, en general, y del ya cercano año electoral.

Mientras Canal 13 se regodea con su triunfo sobre el kircherismo y la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual parida por la democracia y se dedica a hacer leña del árbol caído, Telefé sigue cómodo en su histórica postura neutral (propia de su historia como el "canal de los curas" y de su presente como una empresa de Telefónica) y sacude su letargo cuando los acontecimientos así lo demandan con escasas intervenciones de Reynaldo Sietecase, otro rosarino, en Telefé Noticias.

Y con Canal 9 que no da señales de querer ser otra cosa que una emisora de espectáculos y telenovelas y con una Televisión Pública (ahora Argentina) que aún no halla su identidad y tiende al montaje de marketing, América TV espera de Novaresio un equilibrio que el peso de Jorge Lanata descompesó, que Luis Majul maneja con un periodismo efectista y que, claro, Alejandro Fantino sólo consigue formatear dentro de un estilo con más polémicas y bravuconadas que rigurosidad.

programa03.jpg

Sin olvidar, por supuesto, que Novaresio deberá luchar por el rating, con la locura del minuto a minuto, con dos pesos pesados de la pantalla dominguera, como Jorge Lanata en Canal 13 y Susana Giménez en Telefé.

En síntesis, el show transitó un estilo descontracturado, con momentos de profundidad política y una buena dosis de bromas e interminables agradecimientos, como en todo primer programa, al dueño del canal, Daniel Vila, de quien destacó su "generosidad", a su esposa Pamela David y a la propia emisora. Vale el diálogo, la intención de compartir y la experiencia del conductor para guiar entrevistas interesantes e informativas. Por ahora "Debo decir" quedó atrapado en la comodidad de living y queda en su debe el show prometido por el formato elegido.


Comentarios