Ovación
Lunes 13 de Junio de 2016

"Con tecnología tenemos la misma oportunidad que ustedes"

Sergio Pezzotta pondera la utilización en el fútbol del video ref, el cambio más importante de los que implementó la Fifa desde el 1º de junio, y dijo que los iguala a la prensa

"Esto apunta a aggiornar el fútbol, a acomodarlo a como se juega hoy: a darle mayor velocidad, a evitar los castigos excesivos como el caso en el que se sanciona penal, expulsión y una fecha de suspensión. También hay algunos cambios en la posición adelantada, en el tema de los jugadores lesionados...". La primera referencia de Sergio Pezzotta a las nuevas reglas del fútbol que empezaron a aplicarse con el inicio de la Copa América Centenario es para acercar las partes. Las que participan desde adentro de la cancha y las que lo hacen desde afuera. Es de esperar que los futbolistas las aprendan para que después no se la pasen discutiendo jugadas y situaciones básicas que terminan en momentos casi desopilantes por desconocimiento. Del otro lado de la línea de cal, se observa también una clara intención de proteger la imagen arbitral, que afronta una pelea cruelmente desigual en la que siempre perderá frente a la tecnología. Las reglas fundamentales son 12, pero las modificaciones terminan siendo 95, aunque en muchos casos se trata de trasladar al papel lo que ya se realiza en la práctica.

Si una discusión de fútbol puede ser interminable es probable que con un árbitro se transforme en eterna, siempre dándole la derecha porque tiene que tomar decisiones en fracciones de segundos que para los analistas y los simpatizantes que no están en la cancha se transforman en una media docena de repeticiones, como mínimo, de toda clase y color para terminar demostrando, por ejemplo, que tal o cual futbolista estaba fuera de juego por el canto de una uña. Y de pronto, en el medio de la charla aparece la regla de la discordia, la que, obviamente, si se aplica, será la más importante de todas: la utilización del video ref, un sistema idéntico al del rugby en el que el árbitro, y no los futbolistas, pueden pedir la ayuda de las cámaras para sancionar una situación del juego menos los off sides.

Los cambios para aggiornar el fútbol, como lo define, ofrecen muy pocas chances de debate, pero la aparición del video ref obliga a acomodarse en la silla para dar una pelea casi de principios en la que más de una referencia del ex juez internacional rosarino sorprenderá.

"Si a mí como referí me genera dudas una jugada y puedo tener la potestad de solicitar la ayuda del video, creo que termino siendo más justo. Hoy tenemos que decidir en fracciones de segundos y en velocidad ubicaciones y un montón de cosas y tenés muchas chances de terminar siendo injusto", puntualiza antes de ingresar, no sólo él, sino la charla toda, en un cono de sombras que abarca la interpretación y el espíritu del juego, que se nutre vorazmente del engaño, la simulación y los errores para ser el deporte más popular del mundo.

—Lo que pasa es que el error arbitral forma parte del juego.

—El error humano termina siendo parte del juego. Como está planteado hoy, que es un gran negocio, si le hacés perder un torneo a un equipo o mandás al descenso a otro por un error humano es complicado. Si tenemos la chance de resolverlo, por qué no lo vamos a hacer. Hasta ahora el reglamento no te daba la posibilidad de subsanarlo. Sería tener la misma oportunidad que tienen ustedes como medio. En el momento nadie se da cuenta de los errores, pero la ven cuatro veces por TV y empiezan a decir que se equivocó el referí. Siempre remarco que no es la misma visión la que tienen ustedes o el público que la que tenemos nosotros al ras del campo de juego y con las personas moviéndose siempre.

El diálogo ingresará en un terreno de discusión casi filosófica por el uso de la tecnología que para quien esto escribe desvirtúa el espíritu del juego, pero a Pezzotta no le tiembla el pulso. Y es lógico. Para un tipo que dirigió el descenso de River a la B Nacional en el Monumental, entre otras cosas, una discusión de fútbol, o casi de principios, es un juego de niños.

"El acceso a la tecnología es un avance importante. Era un reclamo de todos. El mundo futbolístico pide revisar situaciones para evitar el error como sucede en otros deportes", enfatiza mientras es inminente la aparición de la pregunta del millón.

—¿No atentaría contra el espíritu del juego?

—Creo que no. Yo lo planteé hace mucho. A diferencia de lo que piensan muchos colegas, para mí sería un beneficio. Tanto para el juego como para el árbitro. Porque en definitiva como referí me juzgan por la TV. Mi función arbitral, mi trabajo es evaluada por un veedor que ve lo mismo que la gente en la platea. Y dependiendo del lugar de la cancha donde se produce la jugada que debe analizar ve mejor o peor. Pero después nos terminan juzgando por la televisión. Ven las imágenes desde distintos ángulos que no son los mismos que tengo yo. Entonces, ¿por qué no puedo tener como referí la chance de revisar una jugada cuando me queden dudas?

—Evidentemente, por el énfasis que le ponés, la implementación de la tecnología te parece el cambio más importante.

—Es el más importante, los demás ayudan en situaciones puntuales. Lo que se da mucho es lo de la triple sanción, que es cuando un futbolista comete penal, es expulsado y además debe cumplir una fecha de sanción.

—¿En ese caso se quitaría la fecha de suspensión?

—Es una chance, pero dejarían librada la expulsión a situaciones en las que el jugador no tiene otra alternativa. Por ejemplo: lo va corriendo, lo agarra de la camiseta y lo tira, o un agarrón, o lo corre de atrás y lo empuja cuando va a patear. Se suprimirá la expulsión cuando el defensor intente jugar la pelota para evitar un gol y se reemplazará por una amarilla.

Comentarios