Copa Libertadores
Jueves 19 de Mayo de 2016

Con Orion como héroe, Boca pasó a semifinales de la Copa por la vía de los penales

El xeneize venció por 4-3 en la definición por penales a Nacional de Montevideo, en el que el arquero atajó 3 remates. En los 90 habían igualado 1-1, el mismo resultado que en Montevideo. En caso de que pase Central, Boca sería el rival de semi.

Con una heroica actuación del arquero Agustín Orion, Boca se clasificó a semifinales de la Copa Libertadores al vencer esta noche 4 a 3 en la definición por penales a Nacional de Montevideo tras haber igualado 1 a 1 en el tiempo regular.
En una serie vibrante por los cuartos de final, Orion tapó tres remates del Bolso, cuando parecía que el boleto viajaba a Uruguay, y Federico Carrizo convirtió el tiro que le dio el pase a la próxima instancia.
Para Boca convirtieron Carlos Tevez, Daniel Díaz, Frank Fabra y Federico Carrizo, mientras que el arquero visitante Esteban Conde desvió los remates de Pablo Pérez y Juan Manuel Insaurralde.
Para Nacional anotaron Diego Polenta, Mauricio Victorino y Sebastián Fernández, en tanto, Orion rechazó los disparos de Gonzalo Porras, Santiago Romero y Felipe Carballo.
En el tiempo regular, el equipo uruguayo se había adelantado en el marcador con un gol del Cata Díaz, en contra, a los 20 minutos, después de un buen contragolpe comandado por Sebastián Fernández.
Cuando el reloj comenzaba a ser su enemigo, Boca empató mediante Cristian Pavón, a los 27 minutos del complemento, en una jugada donde terminó expulsado por festejo desmedido.
Boca siempre intentó ser protagonista del juego a pesar que en la primera etapa manejó mejor el balón y fue más profundo, mientras que en el complemento y con el resultado en contra, apareció la actitud para suplir esa falta de fútbol.
El Xeneize comenzó dispuesto a llevarse por delante a su adversario al punto tal que tuvo dos situaciones claras para convertir en cuatro minutos: en la primera, Estaban Conde tapó de manera magistral un tiro de Tevez y en la segunda, Insaurralde cabeceó apenas desviado.
Esa búsqueda le hizo dejar espacios a las espaldas de los volantes y lo aprovechó Sebastián Fernández, lúcido para aparecer siempre sin marca.
Papelito tomó una pelota pasada la mitad de la cancha, cambió el ritmo y metió un pase profundo para Barcia, que metió un buen centro que terminó siendo rechazado por Díaz en contra de su propio arco.
Con el marcador en contra, Boca sostuvo el ritmo aunque por momentos fue neutralizado por el Bolso, que mostró una interesante labor de Romero y Porras, sus dos volantes centrales.
Sin embargo, Boca se las ingenió para llegar a posición de gol, más por arrestos individuales que por virtudes colectivas, pero otra vez falló en la terminación, con chances marradas por Chávez y Pavón.
Cuando estaba por terminar la etapa, Marcelo Meli debió abandonar el campo tras haberse lesionado en un choque con Pablo Pérez, en lo que podía tomarse como una gambeta de la suerte.
En el complemento, Boca lució más nervioso, con menos recursos para lastimar a un Nacional que esperaba ordenado y no se preocupaba siquiera por contragolpear.
De hecho, su principal arma a la hora de atacar fue el corazón de Leo Jara, que empujaba al equipo hacia adelante ya que Pérez ni el ingresado Carrizo aportaron el juego necesario.
Así las cosas, el propio Jara remató desde afuera del área e hizo trabajar a Conde y también se las rebuscó para ponerse el traje de asistidor: metió un filoso pase largo para que Pavón ganara en velocidad, definiera cruzado y consiguiera la igualdad.
Con más de quince minutos por delante, parecía probable que la serie no llegara a los penales, pero la infantil expulsión del autor del tanto (doble amarilla por sacarse la camiseta en el festejo) hizo que Boca quedara con un hombre menos y terminara confiando en su suerte en los penales.
Tal como ocurriera con su maestro Carlos Bianchi en esas hazañas coperas, Guillermo Barros Schelotto empezó a mostrar que, la parecer, el Virrey le dio una línea del famoso celular de Dios que él usaba cuando el Mellizo lucía la camiseta siete en la espalda.
Síntesis:
Boca 1 (4)-Nacional (Uruguay) 1 (3)
Boca: Agustín Orion; Gino Peruzzi, Daniel Díaz, Juan Manuel Insaurralde, Frank Fabra; Pablo Pérez, Leonardo Jara, Marcelo Meli; Cristian Pavón, Carlos Tevez y Andrés Chávez. DT: Guillermo Barros Schelotto.
Nacional (Montevideo): Esteban Conde; Jorge Fucile, Mauricio Victorino, Diego Polenta, Alfonso Espino; Leandro Barcia, Santiago Romero, Gonzalo Porras, Felipe Carballo; Sebastián Fernández y Leo Gamalho. DT: Gustavo Munúa.
Gol en el primer tiempo: 20m Díaz en contra (N). Gol en el segundo tiempo: 27m Pavón (B). Cambio en el primer tiempo: 42m Federico Carrizo por Meli (B). Cambios en el segundo tiempo: 25m Sebastián Palacios por Chávez (B), 29m Nicolás López por Gamalho (N), 38m Rodrigo Amaral por Barcia (N).
Incidencia en el segundo tiempo: 27m expulsado Pavón (B) por doble amarilla.
Definición por penales: Para Boca convirtieron Tevez, Díaz, Fabra y Carrizo. Conde desvió los remates de Pérez e Insaurralde. Para Nacional anotaron: Polenta, Victorino y Fernández; Orion rechazó los disparos de Porras, Romero y Carballo.
Estadio: Alberto J. Armando. Árbitro: Heber Lópes (Brasil).

Comentarios