Escenario
Miércoles 07 de Septiembre de 2016

Con más risas grabadas que sonrisas genuinas

"Loco por vos" tuvo un debut auspicioso en el rating, pero le faltó más humor en los guiones. Minujin y Zylberberg, en roles apenas discretos.

Hay veces que los formatos son una ventaja, porque permiten moverse con libertad siempre que sea dentro de determinados parámetros. Y otras veces es una desventaja precisamente por lo mismo, porque esa tan mentada libertad es sólo dentro y no fuera de esos parámetros. De ahí que es toda una incógnita saber cuál será el futuro de "Loco por vos", la sitcom basada en la exitosísima "Mad About You", que arrancó este lunes con una rating que le permite soñar en grande a Telefe.

"Casados con hijos" marcó una bisagra en la historia argentina de las sitcom, léase comedia de situaciones. Es que antes de ese éxito, con la dupla imbatible de Guillermo Francella y Florencia Peña, todo era experimentación. Los ejemplos son "La niñera", de relativo suceso en 2004/2005 y "¿Quién es el jefe?", de poca repercusión en 2005 con Nico Vázquez y la bella actriz peruana Gianella Neyra, que tenía menos onda que un renglón.

Pero más allá de algunas otras pruebas de imponer el formato, "Loco por vos" llega con un objetivo: convertirse en la nueva "Casados con hijos". Aunque jamás lo reconozcan desde Telefe, ese anhelo habrá sobrevolado la mesa de producción cuando se gestaba esta ficción encabezada por Juan Minujin y Julieta Zylberberg.

Pablo (Minujin) y Nati (Zylberberg) es una pareja porteña, con pocos meses de matrimonio y muchos tics de diez años de casados. El es director de documentales y ella es relacionista pública, tienen entre 35 y 40 años y están entre gozar y sufrir la convivencia.

En el primer capítulo del lunes (el ciclo va de lunes a jueves, a las 21.15, por Canal 5), ella, enojada, le reclama más sexo y él, haciéndose el distraído, se mofa de esas quejas.

Ese conflicto será el nudo central del debut que, más allá del buen rating (14.8 puntos, el cuarto programa más visto del día según Ibope), tuvo más risas grabadas que las que generó a los televidentes.

Más allá de que hubo momentos risueños de la pareja protagónica, aceptablemente secundada por Agustina Lecouna, la hermana de Nati, y Fernán Mirás, Marina Bellati y Damián Dreizik, sus amigos, el primer envío nunca terminó de explotar las potencialidades de los intérpretes.

Hubo algunos guiños de argentinidad, no sólo en el modo de expresarse (que como corresponde es bien lejano al de la comedia estadounidense), sino a situaciones sociales cotidianas, con crisis incluida, que hasta incluyó a los que cantan temas de Arjona y Sabina en los subtes.

Quizá uno de los puntos más flojos de "Loco por vos" sea el poco feeling de la pareja de Pablo y Nati, ya que no hay salidas histriónicas explosivas de Minujin y Zylberberg.

A menos que haya un cambio rotundo, como sí lo tuvo en sus inicios "Casados con hijos", cuesta imaginar si pegará o no en el televidente esta sitcom. Aunque, se sabe, la tele, más que una caja boba es una caja de sorpresas.

Comentarios