Ovación
Domingo 22 de Mayo de 2016

Con lágrimas en los ojos, Diego Milito le puso fin a su exitosa carrera

El delantero de Racing se despidió con un gol de penal, además de otro que le atajaron, de cuyo rebote Oscar Romero selló el resultado final. Con lá

La victoria de Racing sobre Temperley por 2 a 0 resultó anecdótica. El hecho de la jornada fue el retiro del ídolo de Avellaneda, Diego Milito. El delantero se despidió con un gol de penal, además de otro que le atajaron, de cuyo rebote Oscar Romero selló el resultado final. Con lágrimas en los ojos, el Príncipe le puso fin a su carrera en el club donde surgió y tras jugar en Genoa, Zaragoza e Inter, además del Mundial de Sudáfrica 2010 con la selección argentina.

"Me fue difícil jugar este partido, es la realidad", dijo Milito apenas consumada su última actuación. "Pero me retiré con la camiseta que amo y ese era un gran sueño que pude cumplir", agregó.

Al final del encuentro, el club le ofreció un homenaje, mientras sus compañeros no podían ocultar las lágrimas: el estadio quedó a oscuras y hubo un show de luces.

Milito dio una vuelta olímpica en la cancha seguido de cerca por el resto del plantel, mientras por los altoparlantes se oía la voz del actor Guillermo Francella, reconocido hincha de Racing, repasando carrera y logros del atacante.

La jornada fue especial para Diego Milito: en la madrugada había sido padre por tercera vez. Nació Morena, su segunda niña.

Milito logró dos títulos nacionales con Racing (2001 y 2014) y fue campeón con Inter en la temporada 2010 del Mundial de Clubes, la Champions League, la liga italiana, la Copa de Italia (también la ganó en 2011) y la Supercopa de Italia.

Comentarios