Escenario
Viernes 10 de Junio de 2016

Con Jay Mammon empieza hoy la quinta generación de "La peluquería de Don Mateo"

Jey Mammon no es Fidel Pintos, ni Jorge Porcel, ni mucho menos Miguel Angel Rodríguez o Toti Ciliberto. Pero Jey, o Juan Martín Rago, sí es Mateo Popovich, la quinta generación de barberos en "La peluquería de Don Mateo". El formato creado por Gerardo Sofovich regresa hoy, a las 21.30, en envíos semanales que se verán cada viernes por la pantalla de Canal 5. Esperando una buena afeitada estará nada menos que Marley, como el cliente que reincide a esa peluquería a pesar de que no lo atienden del todo bien, y Florencia Peña, en el rol de la manicura Flor de Alelí. "Este trío le va a dar una impronta distinta a uno de los clásicos de la tevé", dijo Mammon.

Jey Mammon no es Fidel Pintos, ni Jorge Porcel, ni mucho menos Miguel Angel Rodríguez o Toti Ciliberto. Pero Jey, o Juan Martín Rago, sí es Mateo Popovich, la quinta generación de barberos en "La peluquería de Don Mateo". El formato creado por Gerardo Sofovich regresa hoy, a las 21.30, en envíos semanales que se verán cada viernes por la pantalla de Canal 5. Esperando una buena afeitada estará nada menos que Marley, como el cliente que reincide a esa peluquería a pesar de que no lo atienden del todo bien, y Florencia Peña, en el rol de la manicura Flor de Alelí. "Este trío le va a dar una impronta distinta a uno de los clásicos de la tevé", dijo Mammon.

"Todo se va aggiornando y va cambiando, y el humor también. Esa es un poco la idea de nuestra propuesta, con un Mateo que es quinta generación de los Popovich originales", dijo el actor, que tomó dimensión mediática a partir de Estelita, su personaje de travesti que explotó a partir de las confesiones que le hacían los famosos en sus entrevistas.

En un elenco en el que se destacan Karina Jelinek, Jésica Cirio, Mariana Prommel, Matías Alé, Chan Sung Kim y Alejandro "Huevo" Müller, el envío de hoy tendrá en el debut a una invitada especial: Valeria Lynch. Pero, claro, todo en un contexto conocido, donde el trío Mammon, Marley y Peña coparán la atención y la diversión del televidente.

"Nosotros hemos trabajado juntos y funcionado como trío. Con Ale (por Marley, cuyo nombre es Alejandro Wiebe), compartimos los pases en la radio, él termina su programa y empieza el mío. Y con Flor sólo tuvimos la entrevista de Estelita y ahí nos hicimos amigos. Es un poco llevar la amistad al trabajo", dijo el actor.

Al plantearle Escenario si no temía quedarse afuera cuando Marley y Florencia Peña comiencen a reírse de todo como lo hacen habitualmente, Jey Mammon respondió: "No, el miedo o el primer desafío era no dejar afuera al público, porque cuando hay un código muy personal te perdés la objetividad, que es que el otro se divierta. De lo contrario no estaría bueno, la risa es contagiosa, pero no siempre".

Según Mammon, ya hay pruebas de que la química entre los tres, esa frase tan mentada, fluye normalmente. "Florencia es la mejor comediante que tenemos y Ale es un figurón. El desafío mío es estar a la altura de las circunstancias y tratar de construir todos a la par. Pero estamos muy felices, porque ya grabamos el primer capítulo y vimos que el resultado es inefable. Es decir, más allá de lo que se llama éxito en términos televisivos, la realidad es que ya es un éxito porque realmente la pasamos muy bien. Yo tengo ganas de sentarme ya a verlo", indicó con lógico entusiasmo.

Para el actor, más enrolado en el plano del humor transgresor, no es un paso atrás debutar en un envío surgido en los 60, como un sketch de "Operación Ja Ja". "Esto es un paso adelante y es un paso fuerte. Como vengo de hace poquito, dando pasos rápidos y fuertes, esto lo siento como una bisagra importante en mi carrera", dijo. "Lo que hago no es un humor clásico porque no es la peluquería clásica, ni la de los 80, es la de los dos mil. De todos modos, la irreverencia mía la hago en el teatro o en la radio, pero nunca en la tele. Esto es un espacio en un canal importante para que uno pueda ir más allá y sumar a la familia", agregó.

Respecto al peso de la mochila pesada que significa ocupar el lugar de Fidel Pintos o de Jorge Porcel, expresó que "al conservar la esencia" eso lo desprende de "esa presión". "No siento el desafío de ocupar el lugar de ellos, que construyeron sus carreras con el paso del tiempo independientemente de la grandeza que tenían. Para mí, lo que me hace dormir poco a la noche, es que siento que ahora estoy parado ante la posibilidad de hacer un programa grande en un espacio grande y en un horario grande. Y ese es mi desafío".

Pedro Squillaci

Comentarios