Edición Impresa
Viernes 14 de Junio de 2013

Con Heinze el objetivo es sencillo

Con jugadores de la estirpe de Heinze todo es bastante más sencillo...

Todas las lucubraciones que puedan hacerse sobre las chances que tiene Newell’s de ser campeón del torneo Final se simplifican en un solo concepto. Que si gana, que si empata, que si pierde. Que Lanús, que River... El sentido común suele no ser el más común de los sentidos y por eso debe ser ponderado cuando aparece. Gabriel Heinze fue lo suficientemente claro y contundente como para que no queden dudas, desaparezcan las especulaciones y todo se resuma a una obviedad. Una verdad de Perogrullo tan difícil de asumir como de implementar. El convencimiento de que el objetivo depende de un solo aspecto y no de varios es uno de los grandes aceleradores para estar y sentirse más cerca de la meta. “Para ser campeón hay que ganar. Ahora no me importa jugar bien o mal, quiero ganar y levantar el trofeo”.

Con una claridad meridiana, el Gringo, el jugador más ganador del plantel de Newell’s y uno de los más ganadores, sino el más, del fútbol argentino actual, les puso los puntos a las íes con una sencillez abrumadora. Seguramente, para algunos estetas, inoportunos y fuera de contexto como demada su genética, habrá algún ruido en el cómo. Newell’s debe salir a ganar y que los demás hagan su parte. Si Newell’s cumple la suya quedarán inexorablemente relegados.

Por lo pronto, se debe consignar que con jugadores de la estirpe de Heinze todo es bastante más sencillo.

Comentarios