Policiales
Miércoles 31 de Agosto de 2016

Con documentación falsa vendían en Rosario autos robados en Buenos Aires

El grupo era liderado por un ex policía y un gestor que se encargaba de "arreglar" los papeles. Ofrecían los vehículos en la web.

Entre la tarde del lunes y la mañana del martes la Policía de Investigaciones (PDI) logró desbaratar una banda que robaba vehículos en Buenos Aires y los ingresaban al mercado legal de autos usados de Rosario embaucando a sus compradores. Los vehículos eran ofrecidos en forma particular y habían sido sustraídos en la vecina provincia antes de ser entregados a este grupo para que los dupliquen modificando sus dominios, números de inscripción de motores y la documentación. Tras ello los publicaban en páginas de internet en los que lograban compradores incautos. Tras once allanamientos fueron detenidas seis personas, entre ellas un gestor de 63 años y un ex policía de 54.

Según los pesquisas la banda se articulaba por medio de un jefe, el ex policía Rene B., y su hijo Román B, de 26 años. En tanto, una segunda línea era ocupada por quienes reducían y robaban los autos: Miguel Angel H., de 27 años; César F., de 35; Daniela F., de 45; y el gestor Marcelo P., de 63 años, quien obviamente era el encargado de manejar la duplicación de toda la documentación. Junto a esta banda operaba otra que traía autos desde distintos partidos del Gran Buenos Aires, la Capital Federal y hasta la ciudad de Mar del Plata.

Llamadas telefónicas. Según expresaron fuentes policiales, "la investigación se inició en abril. Por entonces se relevaron llamadas telefónicas, distintos robos y hasta las compras de buena fe de personas que adquirían los autos que se ofrecían por medio de las redes sociales o páginas de internet". En el operativo desarrollado ayer por la PDI por órdenes de los fiscales Fernando Dalmau y Georgina Pairola, de la Unidad de Investigación y Juicio del Ministerio Público de la Acusación, se hicieron once allanamientos en distintos lugares de la ciudad en los que se secuestraron autos de mediana gama y hasta un BMW modelo 2011.

Usurpadores. La organización carga además con la imputación de cometer usurpaciones de viviendas por medio de documentación apócrifa, según confió el comisario Marcelo Marcos, jefe local de la Policía de Investigaciones. "Los autos los entraban al menudeo y les llevaba un tiempo venderlos. René B., un ex policía, era quien organizaba las distintas patas de la banda que pudo desbaratarse por completo. Tenían la estructura necesaria para falsificar papeles y las chapas de los automóviles con documentación que en algún caso era legal. Y en este punto hay algo que aún no se aclaró, no sabemos cómo lo conseguían, si fue robando algún Registro Automotor o existe algún cómplice en esas oficinas". Con este hilo argumentativo, "se avanzará seguramente en la investigación" en distintos Registros de la ciudad.

Los allanamientos se llevaron a cabo en la zona norte de la ciudad, más precisamente en Uspallata al 400, Salvat al 3100; y en el oeste, como en Wilde y Urquiza y en Bolívar al 3300. En los procedimientos se secuestró también una granada antitanques que fue "desactivada por la Brigada de Explosivos", aseguró un uniformado y una pistola calibre 9 milímetros.

Todos los detenidos tienen antecedentes y Román B., hijo del policía, había salido de la cárcel hace un mes atrás. El caso de René B. es particular. Fue policía hasta el año 2000 y luego entró al mundo del hampa y al robo de vehículos. No se consignó oficialmente si fue exonerado o renunció a la fuerza.

Durante los procedimientos en los que se secuestraron los vehículos, documentos y autopartes se hicieron "cosas impensadas", admitió un oficial, como "ir a buscar los autos robados que habían sido comprados de buena fe y restituirlos judicialmente a sus verdaderos dueños. Los fuimos cercando y ellos ya estaban al tanto de la pesquisa", dijo.

En cuanto al gestor Marcelo P., de 63 años, al ser detenido en su vivienda se descompensó, por lo que quedó internado y bajo arresto en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez.

Comentarios